Público
Público

Estudiar una carrera fuera de casa es 4 veces más caro en Madrid que en Santiago

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los estudiantes universitarios que comiencen una carrera el próximo curso y se alojen en alguna de las residencias y colegios mayores de Madrid pagarán cuatro veces más que los que elijan hacerlo en la Universidad de Santiago de Compostela.

La diferencia entre ambas ciudades: 700 euros mensuales. Así se desprende de los datos recabados por EFE en las páginas web de las diferentes universidades españolas, que incluyen los precios de las residencias y colegios para el próximo curso.

Cuando se decide estudiar fuera de la ciudad de residencia, a los costes de matriculación hay que sumarle los de alojamiento.

Según reflejan los datos de la web de la Asociación de Residencias y Colegios Mayores de España, la opción más elegida entre los que comienzan su carreras sigue siendo la de los colegios mayores y residencias adscritas a las universidades españolas.

Para hacer frente a estos gastos que, según la carrera elegida pueden prolongarse entre 3 y 6 años, los estudiantes pueden optar a alguna de las becas de Movilidad que el Ministerio de Educación oferta para el curso 2008-2009.

Las becas de Movilidad están destinadas a universitarios que cursen estudios fuera de su comunidad autónoma y la dotación económica anual para los becados oscila entre los 3.270 y los 5.770 euros por persona.

Madrid es la ciudad que más universitarios recibe anualmente y la que concentra la mayor oferta de residencias y colegios mayores de España.

De los 51 alojamientos, la mayor parte de ellos dependen de la universidad Complutense, que cuenta con seis colegios propios y 34 adscritos, mientras que el resto corresponde a la Autónoma, la Carlos III y la Politécnica de Madrid.

Los precios de las residencias de la capital son los más elevados de toda España, con una media de entre 850 y 900 euros mensuales.

Según datos del Observatorio Universitario, Barcelona es la segunda ciudad con mayor número de alumnos, aunque el porcentaje de estudiantes de otras comunidades tan sólo es del 2,6 por ciento.

La Ciudad Condal cuenta con diez colegios mayores adscritos a la Universidad de Barcelona: tres de ellos son mixtos, cuatro femeninos y tres masculinos, con una cuota mensual que oscila entre los 800 y 850 euros mensuales.

En Pamplona, alojarse en algunas de las diez residencias de la Universidad de Navarra requiere un desembolso mensual de 700 euros, aunque en algunos centros femeninos el precio se reduce a 600.

Muchos de los colegios mayores y residencias universitarias piden como requisito previo el pago de una fianza y algunos, como los religiosos, la realización de una entrevista personal para conocer al futuro alumno.

Salamanca, una de las ciudades universitarias más antiguas de España, alberga seis colegios mayores, que ofertan habitaciones individuales y dobles, adscritos a su universidad, con unas tarifas mensuales de entre los 650 y 750 euros.

Sevilla cuenta con siete residencias adscritas a la universidad: tres son masculinas, tres femeninas y una mixta. El coste mensual por alojamiento y manutención ronda los 550 y 650 euros.

Los alumnos que decidan cursar estudios en Valencia pueden elegir entre algunos de los ocho colegios mayores pertenecientes a la universidad.

El precio mensual en la Comunidad Valenciana difiere según el tipo de residencia y las prestaciones de la misma. Los más económicos tienen un coste mensual de 540 euros, frente a los más de 1.000 euros del Colegio Mayor Galileo Galilei.

Santiago de Compostela es la ciudad universitaria más barata de toda España en lo que a alojamiento se refiere.

Vivir en alguno de los colegios mayores de la ciudad gallega puede costarle al alumno 200 euros gracias a las subvenciones que, dependiendo de la renta, oferta la universidad de Santiago.