Público
Público

Dos estudios cuestionan la operación de rodilla para la artritis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos grupos de investigadores han anunciado que la cirugía artroscópica no funciona mejor que losmedicamentos y la terapia física en las personas mayores que padecen dolor de rodilla debido a la osteoartritis.

Ni siquiera los signos de desgarro en el tejido que soporta la rodilla serían un buen motivo para operar, según dos estudios publicados elmiércoles en la revista New England Journal of Medicine.

Salvo en casos concretos de traumatismo en la rodilla, "no creo que esta cirugía deba utilizarse", dijo el doctor Brian Feagan, de laUniversidad de Western Ontario.

El equipo de Feagan estudió la cirugía artroscópica de desbridamiento, en la que los médicos colocan líquido en la articulación paralimpiarla mientras alisan quirúrgicamente las superficies.

En su investigación, los científicos hallaron que las personas que eran tratadas por vías no quirúrgicas obtenían resultados iguales, despuésde dos años, que los que se operaban.

"Los pacientes asignados a la cirugía artroscópica no eran más propensos a mejorar en cuanto a la función física, el dolor o la calidad devida relacionada con la salud que aquellos asignados al grupo de control", escribieron los autores del estudio, que siguió a 178 voluntarios, lamayoría mayores de 50 años.

Estos resultados refuerzan los de un estudio publicado hace seis años, que mostró que los pacientes operados no obtenían mejoresresultados que los voluntarios a los que se sometió a una operación "falsa".

La segunda investigación incluyó a 991 personas de entre 50 y 90 años seleccionadas al azar, y reveló que el 60 por ciento de los pacientescon osteoartritis pero que no presentaban síntomas tenían, no obstante, lesión de menisco.

La tasa era casi idéntica entre las personas que dijeron sufrir dolor, inflamación o entumecimiento de la rodilla la mayor parte del tiempo.

Entre las personas sin indicios de osteoartritis, el 23 por ciento de los voluntarios sin dolor de rodilla presentó señales de desgarro, frente al32 por ciento de los que tenían dolores.

Tres de cada cinco lesiones de menisco fueron en personas que no presentaban síntomas el mes anterior.

"Identificar un desgarro en una persona con dolor de rodilla no implica que esa lesión sea la causa del dolor", añadió el doctor Robert Marx,de la Cornell University, en un comentario.

Feagan resaltó que los hallazgos no implican que todas las cirugías artroscópicas sean innecesarias.

/Por Gene Emery/.*.