Público
Público

El Euribor más bajo de la historia abarata en 1.000 euros las hipotecas

El indicador baja siete milésimas y se queda en el 0,703%, por debajo del precio oficial del dinero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Euribor, principal indicador al que están referenciadas las hipotecas en España, ha bajado este lunes siete milésimas en tasa diaria y se quedado en el 0,703%, con lo que cerrará el mes de septiembre bordeando el precio oficial del dinero (0,75%).

De esta forma, el indicador marcará a finales de mes un nuevo mínimo histórico que abarataría la hipoteca en 1.000 euros anuales.

Con los quince valores del Euribor pertenecientes a los días en que ha habido actividad bancaria, la tasa mensual provisional se encuentra en el 0,755%, lo que supone una bajada de 1,312 puntos respecto al nivel que marcó en septiembre de 2011.

A falta de cuatro días hábiles para que finalice el mes, el Euribor supondrá de nuevo un alivio en los bolsillos de los ciudadanos que paguen una hipoteca y a los que les toque revisión ahora, y es previsible que se mantenga en la senda descendente en línea con las decisiones de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

Así, para una hipoteca de 125.000 euros a un plazo de 30 años y un tipo de interés de Euribor más 1%, el abaratamiento mensual de la letra será de 84 euros, lo que elevará el ahorro anual en el pago del crédito a 1.016 euros.

Los analistas pronostican que el BCE bajará los tipos de interés antes de final de año

Los expertos pronostican que el organismo que preside Mario Draghi bajará de nuevo el precio oficial del dinero hasta el 0,5% antes de que acabe el año para reactivar la maltrecha economía europea, lo que tendrá un impacto directo en el Euribor y aliviará de nuevo los bolsillos de los hipotecados.

El Euribor despidió el año 2011 en el 2% y emprendió una senda descendente que acentuó el pasado mes de julio a partir de que el Banco Central Europeo (BCE) bajó los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta el 0,75%, como fórmula para luchar contra la recesión en la Eurozona.

Desde Intermoney, Francisco Vidal sostiene que las cada vez más claras señales de desgaste económico en la zona euro, incluyendo las procedentes de Alemania, animarán al BCE a bajar los tipos de interés en otro cuarto de punto antes de que llegue 2013, previsión que también da por hecha el analista Daniel Pingarrón, de IG Markets.

Pingarrón recalca que las bajadas de los tipos de interés del BCE benefician claramente a los usuarios de un crédito hipotecario ya firmado, al reducir la letra mensual e incrementar su dinero disponible, pero advierte de que no contribuyen a reactivar la circulación de nuevo crédito para la compra de vivienda.

De hecho, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas en España sufrió un desplome del 25% en junio en tasa interanual, según se desprende de los últimos datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El director general de la Agencia Negociadora de Productos Bancarios, Luis Javaloyes, atribuye la situación 'al nulo apetito' de las entidades financieras por la contratación de hipotecas, ya que éstas 'aún están intentando digerir el empacho del 'ladrillo' y tienen imperiosa necesidad de no engordar sus balances y cumplir con los requisitos de capital'.

A esta situación se suman las persistentes dificultades que encuentra la banca española en los mercados para obtener financiación y la alta rentabilidad que debe ofrecer en sus depósitos para captar los ahorros de los clientes minoristas.

'Ya no existen ofertas de Euríbor más 0,50%'

'Las pocas hipotecas que conceden los bancos deben proporcionar el mayor margen posible, por lo que aplican unos diferenciales que oscilan entre el 2,5% y el 5%, al tiempo que se vincula su contratación a la de seguros de vida, hogar y desempleo', destaca Javaloyes.

'Ya no existen ofertas de Euríbor más 0,50%', enfatiza el director general de la Agencia Negociadora. De hecho, el tipo de interés real que se paga por una hipoteca nueva en la actualidad oscila entre el 3,4% y el 6%, señala.

'Es paradójico que con un Euríbor cotizando en su mínimo histórico se pueda tener que pagar un mayor tipo de interés por una hipoteca respecto al que se pagaba por una constituida en octubre de 2008, cuando el indicador marcó su máximo histórico en el 5,5%', subraya.