Publicado: 19.06.2014 07:00 |Actualizado: 19.06.2014 07:00

El Eurogrupo debate si relaja la disciplina fiscal ante el débil crecimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Economía de la eurozona empezarán a debatir este jueves diversas propuestas para relajar la disciplina presupuestaria, como excluir diferentes gastos del cálculo del déficit o dar más tiempo a los Estados miembros para alcanzar el equilibrio presupuestario, con el objetivo de preservar y reforzar la frágil recuperación de la economía europea.

En el debate participará la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, que en el pasado se ha desmarcado de las políticas de austeridad patrocinadas por la Comisión y el Banco Central Europeo (BCE). Lagarde presentará al Eurogrupo las recomendaciones del FMI para la eurozona, entre las que se espera un llamamiento para seguir con las reformas y para tomar más medidas para desbloquear el crédito a las empresas, según fuentes diplomáticas.

Algunas propuestas para flexibilizar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento podrían figurar ya en el programa de trabajo para la próxima Comisión Europea que los jefes de Estado y de Gobierno aprobarán la semana que viene. El primer ministro italiano, el socialdemócrata Mateo Renzi, exige su aprobación a cambio de apoyar al candidato del PP europeo, Jean-Claude Juncker, como presidente y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, está trabajando en un documento sobre estas cuestiones, según ha explicado el grupo socialista en la Eurocámara.

En todo caso, ningún Estado miembro reclama una reforma en profundidad del Pacto de Estabilidad ni del umbral del 3% de déficit público, que chocaría con la oposición frontal de Alemania. Hasta ahora, todas las ideas que han aparecido en el debate público se limitan a flexibilizar su aplicación o como máximo a algún "retoque", de acuerdo con las fuentes consultadas.

En concreto, Renzi defiende excluir las inversiones productivas del cálculo del déficit público y dar más tiempo a los Estados miembros para corregir su déficit excesivo. A cambio, los Gobiernos deberían comprometerse a acometer las reformas necesarias para hacer sus economías más competitivas. También el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, es favorable a ampliar los plazos a cambio de las reformas.

Sobre la mesa está también la propuesta del vicecanciller alemán y ministro de Economía, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, que esta semana ha propuesto excluir del cómputo del déficit el coste de las reformas estructurales. En contraste, pierde puntos la idea de los contratos de reformas que los Estados miembros deberían firmar con Bruselas a cambio de financiación de la UE, precisamente porque no hay apoyos suficientes para crear un presupuesto de la eurozona.

El propio vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, que abandonará su cargo el 1 de julio para convertirse en eurodiputado raso, ha indicado a los que quieren relajar el Pacto de Estabilidad que el marco para hacerlo es la cláusula de revisión de las normas que se aprobaron en 2012 para reforzarlo, cuya discusión está prevista para la segunda mitad del año.

Algunas delegaciones van más allá y consideran que la recuperación en la eurozona es tan frágil que "hay que reflexionar sobre algún tipo de estímulo". "No podemos permitirnos el lujo de más años de crecimiento débil", alerta un alto funcionario.

En todo caso, el resultado del debate dependerá en buena medida de la posición que adopte la canciller alemana Angela Merkel, y su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, que hasta ahora se han limitado a aceptar dar más tiempo a los Estados miembros con problemas, como España, para corregir el déficit.

El Eurogrupo tiene previsto abordar también la situación en Grecia, Chipre, Irlanda y Portugal.