Público
Público

El Eurogrupo prevé por fin respaldar el rescate de Grecia

Los ministros del euro afrontan su tercera reunión en dos semanas sin grandes diferencias sobre el segundo programa de financiación. Los países más escépticos parecen ahora más convencidos con el acuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esta vez puede ser la definitiva. Esa es la sensación más extendida sobre la aprobación en la noche de hoy del segundo rescate de Grecia. El optimismo está apoyado por primera vez por las declaraciones públicas de los países más escépticos, agrupados alrededor de Alemania. Preguntada sobre la posibilidad de un acuerdo, la ministra de Economía austriaca aseguró ayer que 'por el momento todo parece indicar en ese sentido'. Según Maria Fetker, 'no hay una mayoría para ir en otra dirección; sería arduo y costaría mucho dinero', añadió. 'No veo ningún motivo técnico por el que el acuerdo tenga que posponerse', aseguró a este diario una fuente francesa. 'Si no llegamos a un acuerdo, será por cuestiones políticas que deberán explicar los que lo impidan', añadió, en referencia a la posibilidad de retrasar aún más el complejo paquete de decisiones.

Según la prensa griega, en el cónclave de titulares de Finanzas del euro estará presente el primer ministro, Lukas Papadimos. Su Gobierno anunció además este fin de semana una fecha para la reestructuración de la deuda pública, una operación que sólo puede desarrollarse tras el sí definitivo de la eurozona.

'Si no llegamos a un acuerdo será por cuestiones políticas'

Sin embargo, la eurozona ha vivido en los últimos dos años muchas noches de Eurogrupo llamadas a decidir que finalmente se saldaron con la convocatoria de otra reunión. En las últimas dos semanas, los ministros se han visto dos veces en Bruselas y por videoconferencia y todavía no han cerrado todos los flecos. Entre ellos está el agujero en la financiación. Desde octubre, cuando se fijaron las grandes cifras, han aparecido nuevas necesidades que convierten en insuficientes los 130.000 millones de euros en préstamos del fondo de rescate. Según la Unión Europea y el FMI, con el programa de recortes pactado, la deuda pública debería rebajarse del 160% del PIB actual al 120% en 2020. La intensa recesión en Grecia, debida en parte a los duros recortes ya impuestos en el primer rescate de su economía, lo han convertido en una misión imposible salvo que el país cuente con más financiación. El Banco Central Europeo y los bancos centrales de los países de la eurozona podrían participar aceptando no lucrarse con los bonos de deuda que ya tienen para completar los entre 10.000 y 15.000 millones restantes.

Se han vivido muchas noches de pacto inminente que no cuajaron

La participación del FMI en el rescate es un asunto todavía 'abierto', según confirmaron fuentes diplomáticas. La institución suele colaborar en los rescates con un tercio de las ayudas públicas, pero una sobreexposición a los problemas de la eurozona podría hacer que se rebaje la cifra. Por último, que Grecia cumpla de verdad con el programa de austeridad impuesto por la eurozona es un asunto que preocupa, sobre todo en Berlín. Los ministros pretenden crear una cuenta bloqueada para que Atenas utilice el dinero recibido para pagar prioritariamente los intereses de la deuda. Con ese objetivo, el Eurogrupo podría mandar a Atenas un grupo de funcionarios europeos para que supervisen de manera permanente la política económica griega.

Pese a las preocupaciones de la eurozona, Grecia ha cumplido hasta ahora con todas las condiciones impuestas, por lo que la aprobación del segundo rescate es en este momento una cuestión de sus socios.