Público
Público

Europa y EEUU, acusados de frenar negociación sobre salud global

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kate Kelland

Un grupo sanitario global acusó eljueves a Estados Unidos, Canadá y Europa de poner trabas a losesfuerzos por combatir el cáncer, la diabetes, las enfermedadescardíacas y otras dolencias porque no se ponen de acuerdo paraestablecer los objetivos de Naciones Unidas.

El principal punto conflictivo es el dinero, dijo AnnKeeling, presidenta de la NCD Alliance, que agrupa a unas 2.000organizaciones sanitarias de todo el mundo centradas en lasenfermedades no transmisibles (ENT).

Los países ricos temen tener que pagar buena parte de lafactura para hacer frente a la epidemia de enfermedadescrónicas en los países más pobres, y son reacios acomprometerse en momentos en que sus economías atraviesandificultades, dijo Keeling.

Pero tales temores son fruto de una visión limitada,añadió.

"La razón por la que pedimos una cumbre de la ONU, enprimer lugar, fue para llevar adelante un plan de acciónglobal", dijo. "El mundo va esencialmente sonámbulo hacia unfuturo enfermo. Es momento de volver a la mesa y ponerse seriosal respecto", agregó.

La alianza citó específicamente a Estados Unidos, Canadá yla Unión Europea, diciendo que estaban estancando lasconversaciones al bloquear las propuestas de realización de unacumbre de la ONU en septiembre, en la que se quiere establecerun objetivo de reducción del 25 por ciento de las muertesprevenibles por ENT para el 2025.

"La situación es urgente. Cada una de las propuestasconvincentes para el borrador de la declaración que incluyencompromisos y objetivos en un plazo de tiempo sonsistemáticamente borradas, diluidas y rebajadas", indicó laentidad en un comunicado.

FUTURO ENFERMO

Las enfermedades no transmisibles, a menudo conocidas comodolencias crónicas, como por ejemplo las cardiopatías, elcáncer, la diabetes, el asma y otros problemas pulmonares yrespiratorios, son las principales causas de muerte en todo elmundo cada año.

Estas dolencias provocaron 36 millones de vidas en el 2008,un 63 por ciento del total de fallecimientos.

Los expertos dicen que en los próximos 20 años, se prevéque esta epidemia se acelere y que para el 2030, el número demuertes por ENT podría alcanzar los 52 millones al año.

Las ENT también representan la mitad de todas lasminusvalías en el mundo, incluyendo ceguera y amputaciones, eimplican grandes costos para las familias, los sistemas desalud, las empresas y las economías nacionales.

La reunión de la ONU, fijada para el 19 y 20 de septiembreen Nueva York, es la segunda que se celebra a tan alto nivelpara alcanzar un acuerdo sobre una amenaza para la saludmundial.

La primera, hace una década, se destinó al VIH y al sida ysupuso un punto de inflexión para los esfuerzos de cuidado,tratamiento y prevención para algunos de los países másgravemente afectados.

Keeling, que también es presidenta ejecutiva de laFederación Internacional de la Diabetes, dijo en una entrevistatelefónica que las negociaciones previas a la reunión de la ONU-que la alianza esperaba que fuera tan importante como laanterior, pero esta vez para luchar contra las enfermedadescrónicas- se habían roto por desacuerdos sobre si se deberíanestablecer objetivos medibles.

La Organización Mundial de la Salud señala que muchasmuertes por ENT podrían impedirse reduciendo el consumoexcesivo de alcohol, mejorando la dieta, desalentando el hábitode fumar y promoviendo la actividad física.

Mejores programas de pruebas por imagen y la concienciaciónpodrían ayudar también a reducir el número de fallecimientospor cáncer de mama y de cuello de útero, por hipertensión y ladiabetes.