Público
Público

Europeos y centroamericanos negocian en Bruselas una ambiciosa asociación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Negociadores de seis países centroamericanos se reúnen a partir de mañana, en Bruselas, con funcionarios de la Comisión Europea, en la segunda ronda de conversaciones encaminadas a la celebración de un ambicioso Acuerdo de Asociación que incluye la perspectiva del libre comercio.

En vísperas del encuentro, funcionarios del órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE) han descartado que en esta ronda de negociación las partes comiencen a discutir ya ofertas concretas sobre aranceles.

No obstante, la negociación entre la CE -que representa a veintisiete países europeos- y los centroamericanos (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá, éste último como observador) "va a entrar en materia", según vaticina el actual portavoz del grupo de América Central, el embajador costarricense Roberto Echandi.

En una conversación con Efe, Echandi se muestra convencido de que constituye un horizonte realista el primer semestre de 2009 como fecha para la conclusión del acuerdo, y de que las negociaciones transcurrirán "sin prisas pero sin pausa".

Los europeos, sin embargo, son reticentes respecto a la idea de fijar una fecha y dudan de que el grupo pueda seguir manteniéndose unido cuando empiecen a abordarse más adelante asuntos comerciales o políticos sensibles en los que existen importantes diferencias entre los gobiernos centroamericanos.

El Acuerdo de Asociación con Centroamérica es el primero que la UE negocia de "región a región" con América Latina. La Unión tiene en vigor acuerdos con México y Chile, pero son de carácter bilateral.

El embajador Echandi responde, por su parte, que Centroamérica "es una región muy integrada" y que éste es el tercer o cuarto acuerdo internacional que los gobiernos centroamericanos negocian.

Por insistencia de la parte americana, esta ronda de Bruselas, del 25 al 29 de febrero, será "sustantiva" y no meramente "conceptual" como fue la primera celebrada en San José, en la que se discutió la estructura de la negociación pero sin textos.

Desde entonces centroamericanos y europeos se han intercambiado documentos en la mayoría de las áreas y se espera que a finales de la semana que viene exista al menos un texto consolidado que fije las propuestas de ambas partes.

El Acuerdo de Asociación comprende tres "pilares": diálogo político, cooperación para el desarrollo y libre comercio.

Mientras que para los dos primeros existe el precedente del Acuerdo de 2003, para la negociación comercial no existe acuerdo previo, lo que convierte este pilar en una incógnita.

La CE admite el carácter "asimétrico" de la relación, es decir, Europa está dispuesta a ofrecer mucho más de lo que puede obtener, pero todavía no ha aclarado, por ejemplo, hasta dónde accederá a abrir sus mercados, especialmente el agroalimentario.

Los negociadores comunitarios reconocían esta semana que el banano será uno de los "aspectos más difíciles" en las negociaciones con Centroamérica.

"Se trata (el banano) de un punto muy importante para nuestros socios y muy sensible también para la UE", donde hay miembros como España que también producen la fruta, advirtieron las fuentes.

Pero los centroamericanos no solo aspiran a mejorar la oferta exportable agrícola, sino también la industrial.

"El mercado europeo es muy difícil de penetrar, porque sus estándares son muy altos. Cuesta mucho cumplir con las normativas europeas. No se trata sólo de aranceles, sino de normas sanitarias y fitosanitarias, por ejemplo", comenta el embajador Echandi.

En un llamamiento dirigido a la CE, un grupo de organizaciones no gubernamentales y redes de la sociedad civil ha pedido a los europeos que respeten como punto de partida las concesiones comerciales que ya otorga la UE a Centroamérica en el marco del llamado "SPG Plus" (Sistema de preferencias arancelarias generalizadas).

"Es imposible aspirar a un Acuerdo de Asociación justo, si el debate comienza con una reducción de las ventajas comerciales que una de las partes ya disfruta", afirma Eric van Mele, portavoz de Oxfam International, una de las ONG firmantes del llamamiento.

Echandi ha abogado, en estas negociaciones, por que "prime el interés del conjunto", no sólo los "intereses defensivos".

El jefe de la delegación costarricense destaca que los centroamericanos han sido transparentes en sus objetivos desde el comienzo de esta negociación.

"Hace veinte años Europa fue clave para la paz en Centroamérica. Paradójicamente, el interés europeo ha ido bajando a medida que alcanzábamos los objetivos"