Público
Público

El ex candidato al Nobel desaparecido está en Xinjiang, según informa el gobierno a la ONG

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gao Zhisheng, el abogado de derechos humanos y candidato al Nobel de la Paz en 2008, está vivo y en la región autónoma occidental de Xinjiang, las autoridades chinas le han informado a la organización no gubernamental Fundación Dui Hua.

El director de la fundación, John Kamm, recibió esta información a través de la embajada china en Washington (Estados Unidos), que señaló que Gao está "trabajando" en Urumqi, capital de la región autónoma, y que se ha puesto en contacto con su esposa, exiliada en Nueva York, y con sus familiares en China.

Sin embargo, fuentes cercanas a la familia señalan que la esposa del abogado, Geng He, y sus familiares todavía no han hablado con Gao.

La fundación, con sede en San Francisco y cuyo objetivo es documentar y abogar por la liberación de los presos políticos y de los sentenciados a pena de muerte en China, dijo que está pidiendo más información al Gobierno chino sobre la actual situación de Gao.

La organización todavía no sabe qué está haciendo el abogado en Urumqi, una ciudad situada a 2.800 kilómetros de Pekín.

Gao Zhisheng, un abogado especializado en casos de derechos humanos, desapareció el 4 de febrero de 2009, después de que su esposa y sus dos hijos huyeran a Estados Unidos, y de que el abogado publicara las torturas de las que había sido objeto por parte de la policía durante una reclusión de 54 días en 2007.

Entre estas torturas Gao detalló golpes, electrochoques y punzadas con palillos en los genitales, quemaduras de cigarrillos cerca de sus ojos y otros tormentos.

Su desaparición ha desatado las reacciones de la Unión Europea, Estados Unidos y grupos de derechos humanos, que han exigido en las últimas semanas que desvelen el paradero de Gao, después de que la policía asegurara a la familia que éste había "desaparecido durante un paseo en septiembre".

El gobierno chino ha respondido a estas peticiones con evasivas y ambigüedades acerca del paradero del letrado.

En los últimos años el Gobierno chino ha detenido y juzgado con penas muy duras a disidentes famosos como Hu Jia o Liu Xiaobo, en lo que algunos expertos califican como una campaña para atajar cualquier oposición, por pequeña que sea, al Partido Comunista, que gobierna china desde 1949.