Público
Público

El ex presidente español Aznar opina que la "obamamanía" se desvanece

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente español José María Aznar opina en el diario "Le Figaro" que transcurrido un año de la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca "la 'obamamanía' comienza a desvanecerse" y subraya las dificultades internas del presidente de EEUU aunque valora su capacidad de reacción en política exterior.

"En Europa, debemos saber que hemos dejado de ser una prioridad para Estados Unidos", escribe hoy en "Le Figaro" el que fuera responsable del Gobierno de España entre 1996 y 2004, quien resalta que "para evitar caer en la insignificancia", Europa debe "permanecer junto a sus aliados en la gestión de los grandes retos mundiales".

Asegura Aznar que "el mundo no va mejor que hace un año" y que se vuelven más consistentes amenazas como la crisis económica, el aumento del paro o el terrorismo islamista contra Estados Unidos, mientras que la guerra en Afganistán no evoluciona mejor que antes de que Obama se colocara al frente de la Administración estadounidense.

En clave interna, el actual presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), se fija en las dificultades electorales de Obama tras las derrotas electorales en Virginia, Nueva Yersey y Massachusets y augura que "las elecciones legislativas previstas para finales de 2010 permitirán verificar" si son "hechos aislados" o una "tendencia general".

Cada vez son más los que "comienzan a percibir un intervencionismo económico y social excesivo, un aumento de los impuestos, un enorme déficit público, un incremento de la deuda pública, una tendencia al colectivismo y una reducción de su libertad", afirma en su columna el ex presidente del Gobierno español.

En positivo, recalca que el inquilino de la Casa Blanca ha probado una "capacidad de reacción capaz de alimentar esperanzas, principalmente en política exterior" y aplaude su gestión de la crisis humanitaria de Haití, la ocasión en la que la capacidad de reacción de Obama "se ha manifestado mejor", asegura.

Respecto a la situación en Latinoamérica, el ex político español critica "la dictadura de La Habana" y el "populismo de Hugo Chávez", presidente de Venezuela, y subraya que los resultados electorales en Honduras y Chile, donde los candidatos conservadores ganaron sendos procesos electorales, demuestran "una voluntad democrática que hay que apoyar siempre".