Público
Público

Los ex presos de ETA creen que el traslado de reclusos busca dividirlos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un centenar de ex presos de ETA han hecho público hoy un comunicado en el que aseguran que el traslado de algunos reclusos a cárceles cercanas al País Vasco "busca la división" de los internos de la banda terrorista y "alargar el conflicto sin fin".

Los portavoces de este colectivo Joxan Agirre y Begoña Sagarzazu han sido los encargados de leer el comunicado en euskera y castellano en una rueda de prensa que ha tenido lugar en el frontón de Usurbil (Guipúzcoa) -feudo de ANV-, donde han comparecido junto al citado centenar de presos, sin dar a los periodistas la posibilidad de formular preguntas.

Agirre ha justificado su rechazo a responder a las cuestiones de los informadores por su deseo de "no alimentar con especulaciones un periodismo de trinchera y basurero" que "no contribuye en nada a superar el conflicto en clave política".

Entre el centenar de antiguos reclusos presentes se encontraban el ex diputado de Herri Batasuna Ángel Alcalde, el ex alcalde de Andoain por EH, José Antonio Barandiaran, y la histórica dirigente de la izquierda abertzale Itziar Aizpurua.

Durante el acto, Joxan Agirre, que ha sido el encargado de leer el comunicado en castellano, ha aludido a las declaraciones en las que el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó la existencia de traslados de reclusos de ETA a distintas cárceles en los últimos meses y recordó que la política penitenciaria es "un instrumento" en la lucha antiterrorista.

Agirre ha asegurado que las palabras de Rubalcaba reconocen "el carácter represivo y negador del Gobierno español", al que ha acusado de poner en marcha una "estrategia para la aniquilación" de los internos de ETA, en vez de "reconocer los derechos" de este colectivo que, según ha dicho, está integrado por 672 personas.

Ha afirmado que los gobiernos español y francés "tienen todos los frentes represivos abiertos" y que dentro de ellos la política penitenciaria y la dispersión son "una de sus expresiones más cruentas" porque pretenden "ahogar las reivindicaciones en las prisiones" y utilizan a los reclusos "como chantaje político", amparadas en el "todo vale para acabar con la lucha independentista vasca".

A pesar de ello, ha opinado que estas políticas "no han cumplido los objetivos que buscaban" y por ello el Gobierno ha tenido que impulsar "nuevas medidas", como la de "imponer de facto" la cadena perpetua.

"La doctrina que retrasa la fecha de salida de prisión a un preso que ha cumplido 20 años, el Código Penal que permite el cumplimiento íntegro de 40 años, el proyecto de ley que permite medidas de control durante 20 años tras la salida de prisión. ¿Qué supone todo esto si no es la condena de por vida?", se ha preguntado Agirre.

A pesar de ello, se ha mostrado partidario de "una solución dialogada y política" al "conflicto" que vive el País Vasco, al tiempo que se ha comprometido a "trabajar por hacerla posible cuanto antes".