Publicado: 22.11.2012 13:59 |Actualizado: 22.11.2012 13:59

Un exconsejero de la matriz de Bankia por CCOO dio al sindicato
el 42% de lo que ganó en 2011

Pedro Bedia explica al juez que en 2011 cobró 280.000 euros brutos.  Cuenta al juez que Deloitte puso pegas a las cuentas de Bankia pero sin demasiado énfasis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pedro Bedia, consejero de la matriz de Bankia por la cuota de CCOO, explicó este jueves al juez del caso Bankia Fernando Andreu que en 2011 ganó por pertenecer al Consejo 280.000 euros, pero que se trataba de retribuciones brutas y de las que entregó el 42% al sindicato.

Bedia fue el decimocuarto imputado en comparecer ante el juez de la Audiencia Nacional que investiga si en el agujero de Bankia, en su fusión y en su salida a Bolsa, se cometieron delitos de administración desleal o falsedad contable, entre otros.

En su declaración, Bedia, exconsejero del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), explicó que la auditora Deloitte trasladó en la Comisión de Auditoría de Bankia celebrada el 26 de marzo pasado que existían una serie de "cuestiones pendientes" para aprobar las primeras cuentas que la entidad elaboró en relación con el ejercicio 2011, entre las que se citaron los créditos fiscales de la entidad y la valoración de las acciones del Banco Financiero de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, informaron fuentes jurídicas.

Bedia ha asegurado que Francisco Celma, socio de Deloitte, incluyó la valoración de las acciones y los créditos fiscales en un listado formado por una decena de puntos pendientes que justificaban que el informe de auditoría no se adjuntara a las cuentas, que fueron aprobadas dos días después por el consejo de administración con unos beneficios de 305 millones de euros.

En ese consejo de administración, celebrado el 28 de marzo, no se hizo mención expresa a estas objeciones, según ha declarado Francisco Baquero, otro exconsejero que pertenecía a CCOO y que también ha declarado este jueves como imputado ante el juez Fernando Andreu. Baquero, reconoció ante el juez unas retribuciones de 300.000 euros en 2011, señaló que entró en el Consejo de Cajamadrid como representante de los impositores, y posteriormente en el de BFA representado a Cajamadrid.

Baquero también ha dicho que el cambio de criterio contable de la auditora cuando se reformularon las nuevas cuentas generó una cierta indignación entre los miembros del consejo de administración, porque todos habían entendido que el primer balance contaba con su visto bueno.

A su salida de la Audiencia Nacional, los exconsejeros y sus abogados han sido perseguidos por una decena de afectados por la venta de acciones preferentes de Bankia, que les han asedidado con pancartas mientras le gritaban "¡unos cabrones los de Comisiones!", informa Europa Press.