Público
Público

El éxito de estar cerca del ciudadano

El formato de 'Madrid Directo' perdura después de 17 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando Ricardo Medina puso en marcha Madrid Directo en 1993 en Telemadrid después de viajar a Estados Unidos y adaptar el formato, no pensó que, 17 años más tarde, esta fórmula seguiría teniendo éxito. A excepción del País Vasco y Catalunya, el resto de cadenas públicas ha desarrollado progresivamente este formato para incluirlo en su programación vespertina. Resulta evidente que la fórmula del éxito en televisión no existe, pero estos magacines están muy cerca de encontrarla. Han fidelizado a la audiencia y han creado una imagen de marca reconocible por el público.

Una de las claves del éxito es la cercanía con el telespectador. 'Son programas que están cerca del ciudadano. Es lo que la gente demanda. Ellos se sienten protagonistas de cosas que tienen que ver con su vida', subraya Alipio Gutiérrez, director de Canarias Directo. Esta opinión también la comparte Modesto Barragán, responsable y presentador de Andalucía Directo, quien asegura que es un programa muy agradecido para la gente 'porque está al cabo de la calle'.

'La tarde es una pelea de 'prime time' del corazón', asegura Barragán

Los reporteros juegan un rol fundamental en este formato. Su presencia diaria permite que la audiencia se identifique con la persona que está dando la noticia, tal y como apunta Santiago Acosta, director de Madrid Directo. Tanto es así que, en muchos casos, se han convertido en uno más en casa. O al menos esto es lo que cree Pilar García Muñiz, presentadora de España Directo en La 1: 'Los reporteros van siendo muy reconocidos. La gente nos acoge en sus casas como a uno más'.

Pese a la solidez del formato, la irrupción de nuevos canales por la implantación de la TDT puede amenazar tantos años en la parrilla. 'La audiencia se va a seguir diversificando. Las temáticas cada vez tienen más liderazgo y el abanico de programas cada vez está más repartido', sentencia Barragán. Sin embargo, la información en directo, la actualidad y el servicio público que ofrecen estos programas les permite diferenciarse lo suficiente del resto de contenidos de las cadenas. Según Acosta, 'las cadenas privadas están más por espectáculo'. Barragán, en cambio, va un paso más allá: 'La tarde es una pelea de prime time del corazón. En las privadas cuando intentan hacer algo semejante terminan haciendo otra cosa'.

'Las cadenas privadas están más por el espectáculo', afirma Acosta

El tono y la duración de las piezas representan también dos elementos esenciales de estos programas. En palabras de García Muñiz, el modo de contar las cosas es uno de los grandes atractivos. 'Cubrimos la actualidad como cualquier informativo, pero lo hacemos lejos del formalismo que ha estado reinando en la televisión y con una duración mucho mayor', señala. Barragán se muestra completamente de acuerdo con esta afirmación. No duda en reconocer que utilizan 'el lenguaje de la calle, poco formal'.

Mientras que la presentadora de España Directo cree que 'la noticia del día tiene que estar en el programa' y apela a la proximidad de los contenidos con los de los informativos, Acosta se aleja claramente de esta tendencia. Él no concibe su espacio como algo similar a los telediarios. 'Nada tiene que ver con los informativos, que son más serios y con poco tiempo', destaca. En este sentido, Gutiérrez señala que la grandeza del formato radica en que se tratan noticias que 'no están en las portadas de los periódicos'.

Aquella experiencia televisiva que comenzó en Telemadrid en 1993 ha conseguido con el paso del tiempo propagarse por todas las televisiones de España. Son una gran familia. 'Nos conocemos todos', indica Acosta. En la televisión actual todo está en permanente cambio. Aún así, el responsable de Andalucía Directo es tajante: 'Esto no puede morir nunca'.