Público
Público

Expertos diseñan pequeño dispositivo de control azúcar en sangre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Investigadores japoneses diseñarondiminutos abalorios que detectaron los niveles de azúcar ensangre al ser implantados en las orejas de ratones y ahora elequipo espera usar este mecanismo para reemplazar las técnicasmás invasivas en las personas con diabetes.

Cargados con un ácido y ciertos hidrocarburos, losabalorios brillan cuando detectan glucosa elevada en la sangre,informaron los científicos el martes en la revista Proceedingsof the National Academy of Sciences.

"Debido a la virtud de su tamaño pequeño, losmicroabalorios fluorescentes son inyectables, mínimamenteinvasivos y responden rápidamente al cambio en la glucosa",escribieron los investigadores dirigidos por Shoji Takeuchi, dela Universidad de Tokio.

Los diminutos abalorios son más pequeños que el diámetrointerno de una aguja de inyección general y los ratones nomostraron ninguna conducta anormal después de que se lesinyectaran justo debajo de la piel de sus orejas.

En el experimento, los científicos hallaron que laintensidad con que brillaban los dispositivos reflejaba losniveles de azúcar medidos directamente a partir de muestrassanguíneas tomadas a los ratones.

"Dado que los microabalorios fluorescentes no requierenvínculos externos o fuentes de energía para brindar unalectura, podrían usarse para fabricar sensores de glucosamínimamente invasivos para las personas que necesitanmonitorear constantemente sus niveles de azúcar en sangre",como es el caso de los diabéticos, explicaron los científicos.

La diabetes se produce cuando el páncreas genera muy poca oninguna cantidad de insulina, la hormona que regula la glucosa.Esto lleva al cuerpo a no poder regular el azúcar en sangre.

Si permanece sin tratar, la persona corre el riesgo dedesarrollar enfermedad cardíaca, insuficiencia renal, dañonervioso y de los vasos sanguíneos, ceguera y otrascomplicaciones.

Durante décadas, los diabéticos han controlado sus nivelesde glucosa a partir de instrumentos convencionales querequieren la extracción de una gota de sangre a través depinchazos en sus dedos, en ocasiones varias veces por día.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 220millones de personas en todo el mundo sufren diabetes y en el2005 murieron 1,1 millones de seres humanos como consecuenciade la enfermedad. Se espera que la tasa de muerte aumente a másdel doble para el 2030.