Público
Público

Expertos EEUU quebraron reglas en experimento sífilis Guatemala

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Alina Selyukh

Investigadores del Gobierno deEstados Unidos deberían haber sabido que violaban estándareséticos al infectar deliberadamente con sífilis a prisioneros ya pacientes mentales en Guatemala para un experimento en ladécada de 1940, según una comisión presidencial.

La investigación financiada por Estados Unidos no trató alos participantes como seres humanos o incluso en formaequivalente a quienes participaron en estudios similares enEstados Unidos, indicaron investigadores de la comisión.

Estados Unidos pidió perdón formalmente el año pasado porel experimento, que estaba destinado a probar la penicilina,descubierta décadas más tarde por un profesor.

La comisión del presidente Barack Obama para el Estudio deAsuntos Bioéticos investigó el experimento de la sífilis ydiscutió los descubrimientos clave el lunes en Washington. Elreporte final se publicará en diciembre.

"La gente que sabía, quería mantenerlo en secreto porque sise hacía más conocido, se transformaría en objeto de críticaspúblicas", dijo la líder de la comisión Amy Gutmann, presidentade la Universidad de Pensilvania.

Las conclusiones tienen consecuencias para la diplomaciaestadounidense e impactarán la discusión ética que rodea a losmétodos con los cuales se prueban los nuevos fármacos en lospacientes, ya que los fabricantes realizan cada vez másanálisis clínicos en el exterior.

Guatemala condenó la prueba e indicó que era un crimencontra la humanidad y el año pasado dijo que consideraríallevar el caso a una corte internacional. Las víctimas delestudio están demandando al Gobierno estadounidense.

Los investigadores de la comisión indicaron que el estudiode enfermedades de transmisión sexual como la sífilis era unobjetivo científico importante en ese momento.

Sin embargo, indicaron que no encontraron excusasrazonables para la forma en que se realizó el estudio enGuatemala, señalando que los investigadores engañaron a losparticipantes, no publicaron resultados, hicieron anotacionespobres e implementaron experimentos en un orden ilógico.

"Fue mala ciencia. Sin considerar los asuntos éticos (...)desde un punto de vista puramente científico, encuentro estecuerpo de ciencia desprovisto de cualquier sentido", indicó unmiembro de la comisión, el doctor Nelson Michael del WalterReed Army Institute of Research.

Cerca de 700 personas fueron infectadas con sífilis en elestudio de Guatemala. Esto incluyó prisioneros expuestos aprostitutas infectadas y pacientes de un hospital psiquiátrico.Algunos sujetos tenían bacterias desparramadas en rasguñoshechos en sus genitales, brazos o rostros.

Los pacientes recibieron penicilina con el fin de probar sucapacidad de curar o prevenir la sífilis. La infección puedecausar úlceras genitales y sarpullidos y, si no se trata, puedeprovocar daños en los órganos internos y causar parálisis,ceguera o muerte.