Público
Público

Expocómic, el paraíso friki

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Héroes y heroínas de todo tipo y condición han dado rienda suelta hoy a su imaginación para acudir, disfrazados como sus ídolos del cómic, a Expocómic 2009, el paraíso friki al que invitan a entrar unas camisetas desde la misma puerta de acceso al grito de "Piensa en friki".

Coincidiendo con la hora en la que muchas personas se concentraban en Madrid para protestar contra la crisis económica y el desempleo, el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo acumulaba una larga fila de personas deseosas de evadirse de los problemas y vivir las aventuras de sus viñetas preferidas.

Desde clásicos como "El Jabato" o "TBO" a las últimas y novedosas novelas gráficas, la amplia oferta del Salón Internacional del Tebeo de Madrid comprende unos setenta puestos en los que se pueden adquirir no sólo cómics, sino también todo tipo de objetos.

De hecho, las mayores concentraciones se acumulaban en los stands con productos a la venta como camisetas con múltiples lemas y dibujos, tazas, figuritas conocidas del mundo del cómic, gorras de fantasía, chapas y videojuegos.

La tienda de comida japonesa, en contradicción con las decenas de carteles de "Prohibido comer" ubicados por todo el recinto, era de las que más éxito de público acumulaba, con numerosos jóvenes "hambrientos" de "Dorayakis", pastel favorito de Doraemon, el gato robot cósmico protagonista de uno de los 'manga' más exitosos en todo el mundo, al módico precio de 2 euros.

Otras "exquisitices" con gran éxito son el pollo 'yakitori', distintas versiones y sabores de 'cup noodles", los famosos fideos instantáneos que se comen en más de ochenta países (3,50 euros) o los chicles dragon ball o pokemon de manzana, que compartían éxito con las cientos de 'chuches' expuestas en "El universo de las chuches".

Este año, como no podía ser menos, se cumple también una de las tradicionales quejas de los visitantes de Expocómic, como son los precios abusivos de todos sus productos, en un intento de los vendedores de 'hacer su agosto' en el mes de diciembre, aunque ello no es obstáculo para que los forofos del mundo de la ciencia ficción, la fantasía, el manga, los cómics y los videojuegos paguen lo que les quieran pedir por tener el objeto de sus sueños.

Entre los autores que han acudido a firmar a este Salón Internacional del Tebeo de Madrid están Ana Miralles, Jordi Bernet, Purita Campos, Ciruelo o Lewis Trondheim, conocido dibujante francés que ha viajado a España por primera vez y cuya visita ha generado durante semanas una gran expectación entre los aficionados del mundo del cómic.

Además, por la mañana han participado en una tertulia el dibujante de comics estadounidense ganador del Premio Eisner Tim Sale y el ilustrador y artista conceptual de Bosnia Adi Granov, entre otros.

Los talleres de videojuegos han estado muy solicitados todo el día, mientras que en el taller infantil una decena de pequeños se afanaban en dibujar a sus ídolos literarios.

No obstante, los reyes indiscutibles de este Expocómic, que concluye mañana después de cuatro días de certamen, han sido los disfraces de todo tipo de superhéroes, desde Batman hasta Harry Potter, con las capas negras con capucha como prenda principal complementada con espadas, cruces y hasta ataúdes, y los maquillajes cuanto más tétricos mejor.