Público
Público

El expresidente de CEOE Díaz Ferrán, detenido por la Policía en Madrid

Está acusado de blanqueo de dinero, alzamiento de bienes e insolvencia punible por la quiebra de Viajes Marsans. Otras ocho personas han sido detenidas, entre ellas Angel de Cabo, 'liquidador' de la agencia de viajes y Nueva Rumasa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán ha sido detenido este lunes por la Policía en Madrid en el marco de una investigación en la que está acusado de delitos de alzamiento de bienes, blanqueo de dinero e insolvencia punible, en relación con la quiebra de la empresa de viajes Marsans, de la que era dueño cuando se hundió.

Fuentes policiales han confirmado a Público que en la operación, que coordina el juez Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, han sido detenidas un total de nueve personas entre Madrid y Valencia, incluido Díaz Ferrán y el empresario valenciano Angel de Cabo, conocido como el 'liquidador' por haber sido contratado por Díaz Ferrán o Ruiz-Mateos para liquidar sus empresas después de su hundimiento. De hecho, actualmente es el dueño de Nueva Rumasa y Marsans. La causa también indaga delitos de blanqueo de capitales.

Los otros siete detenidos en la denominada 'Operación Crucero' son Iván Losada Castell (mano derecho de De Cabo, consejero delegado de Nueva Rumasa y exdirector general de Marsans), Susana Mora Carou (secretaria de Losada), Teodoro Garrido Ortiz, Rafael Tormo Aguilar, Carmelo Estelles Giménez, José Enrique Pardo Manrique, y Antonio García Escribano. Fuentes policiales destacan que los cinco últimos son sospechosos de actuar como testaferros de la trama de blanqueo.

Díaz Ferrán, dueño de Marsans, y Angel de Cabo, desviaron a Suiza un total de 4,9 millones de euros procedentes de una filial irlandesa del Grupo Marsans, según consta en un informe de la unidad policial de Delincuencia Económica y Fiscal del Cuerpo Nacional de Policía que se difundió el pasado mes de julio.

El informe alude en concreto a 4,9 millones de euros que han sido bloqueados por la Fiscalía de Ginebra y que procederían de fondos 'desviados' desde la empresa irlandesa Astra Worldwide International, del Grupo Marsans, a la sociedad Aszendia Asociados 21, propiedad de Ángel de Cabo.

El equipo de investigación tenía previsto solicitar en el corto plazo el bloqueo de los saldos existentes en las cuentas bancarias vinculadas con De Cabo, tanto en territorio nacional como en el extranjero.

La cuenta bloqueada en Suiza, cuyo titular es Ángel de Cabo, recibió un abono de 4,9 millones de euros el 19 de mayo de 2011 de la sociedad Esser International, que comparte domicilio social con Aszendia Asociados 21.

Díaz Ferrán, expropietario de Viajes Marsans, está imputado por la Audiencia Nacional en un presunto delito de apropiación indebida por valor de 4,4 millones de euros tras la quiebra de la agencia.

Esa imputación corresponde a una causa abierta por el juez Central de Instrucción número 1 de la Audiencia, Santiago Pedraz, que investiga la quiebra de Marsans por una denuncia de los minoristas afectados por la misma.

La operación de este lunes, sin embargo, está instruida por el juez Central número 6, Eloy Velasco, que indaga las demandas de las empresas mayoristas perjudicadas por la quiebra de Marsans.

En concreto, la querella fue presentada por AC Hoteles, Meliá, Pullmantur y el grupo Orizonia contra los antiguos propietarios de la agencia de viajes Marsans, Gerardo Díaz Ferrán y el fallecido Gonzalo Pascual, su nuevo dueño, Ángel de Cabo, y la empresa Possibilitum por la comisión de delitos de alzamiento de bienes y ocultación apresurada de sus bienes personales.

El pasado julio, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenó al juez Velasco asumir esta causa. La Audiencia resolvía de este modo el conflicto de competencia que había planteado el propio juez, que consideraba que la causa debía recaer en otro Juzgado, el número 1, del que es titular es juez Santiago Pedraz y que ya investiga a Marsans, en este caso por la apropiación indebida de los depósitos realizados por los clientes de la agencia para la reserva de viajes.

Las compañías hoteleras denunciaron a los tres empresarios al considerar que estaban ocultando a los acreedores de Marsans bienes de la agencia de viajes y personales para evitar así hacer efectiva la deuda contraída con ellas, que asciende a 45 millones de euros.

En el auto de la Sección Segunda, los magistrados Ángel Hurtado, Julio de Diego y Enrique López reproducían el informe de la Fiscalía Anticorrupción sobre esta causa en el que se desvelaba que 'un número de acreedores superior a 10.000' habrían resultado perjudicados por la falta de pago de Marsans, que declaró concurso de acreedores en el año 2010.

La Fiscalía también defendía que debía ser el juez Velasco el que asumiera la instrucción al considerar que la unión de esta investigación con la ya iniciada 'podría perjudicar' el esclarecimiento de las conductas de los denunciados. La Sección Segunda dio la razón al Ministerio Público y aseguró que 'los hechos deben de seguir siendo investigados por cada uno de los Juzgados que conocen de los mismos en este momento'.

Díaz Ferrán está además incurso en otras causas judiciales como la relativa al crédito que le concedió Caja Madrid por valor de 26 millones de euros, cuando él mismo era consejero de la entidad. Por este asunto está citado ante el juez este miércoles.

Díaz Ferrán fue arrestado este lunes en su domicilio, y trasladado a dependencias policiales. Todos los arrestos se han producido en Madrid salvo el de Angel de Cabo, que ha sido detenido en Valencia, desde donde trabaja en su compañía especializada en liquidar empresas en quiebra. En la investigación se han practicado además nueve registros en sociedades y domicilios particulares.

(((SEGUIRÁ AMPLIACIÓN)))