Publicado: 18.11.2009 06:45 |Actualizado: 18.11.2009 06:45

Expulsado de España por denunciar a su jefe

Dos sin papeles paraguayos son detenidos a la salida del juzgado tras demandar a la empresa que los empleaba de forma ilegal. Uno de ellos recibe la orden de expulsión en tiempo récord

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una detención por estancia irregular en España no tiene por qué terminar en una expulsión del país. Pero la del paraguayo Luis Eduardo Egaña, de 23 años, no fue una detención más. La brigada de Extranjería de la Policía Nacional le pidió la documentación el 1 de octubre en el mismo juzgado santanderino donde iba a declarar contra la empresa Escenasant SL, que presuntamente empleó sin papeles durante 16 meses a Luis y a su compatriota y primo Claudio Cesar Maturana, de 27 años.

La protesta de su abogada evitó que se los llevaran a comisaría antes de declarar en el juicio, pero los quebraderos de cabeza no terminaron ahí. Un segundo juicio, previsto para hoy, estuvo a punto de no celebrarse después de que el lunes la Policía detuviera de nuevo a Luis, esta vez en Oviedo, donde ahora reside. Su posible expulsión, esa que era sólo un expediente hace apenas un mes, se transformó en una orden firme a 48 horas de que interviniera como demandante en la segunda vista.

La ley protege al trabajador ilegal que actúa contra su explotación

Luis y Claudio habían interpuesto sendas denuncias contra Escenasant, una empresa dedicada al montaje de escenarios y carpas para todo tipo de eventos. El primer juicio terminó con la absolución de la empresa. La jueza consideró que las pruebas no establecían de manera inequívoca que Claudio hubiera trabajado para la compañía. Fuera, una vez terminada la vista, les esperaban la Policía Nacional, ocho horas en comisaría y dos expedientes de expulsión.

"Es la primera vez que veo algo así", exclama Juan Vega, uno de los abogados de los dos trabajadores. Como laboralista, Vega está acostumbrado a presentar denuncias a empresas que emplean a sin papeles. Muchas personas en situación irregular consiguen el permiso de trabajo si demuestran en un juicio que han estado trabajando al menos un año para una empresa.

"La Ley protege este derecho de los irregulares a denunciar sus condiciones laborales", recuerda el letrado, para quien "la Policía no puede efectuar controles de identidad de manera arbitraria, y menos en un juzgado donde a diario se presentan este tipo de casos". Este abogado califica de "espectacular" la rapidez con que se ha resuelto el expediente de expulsión de Luis.

Los inmigrantes demandan a la empresa por cuatro meses de impago

"La propia Ley de Extranjería establece que la expulsión es una medida extraordinaria", afirma Vega. Sobre todo en casos como el de Luis, que ha acreditado una estancia mínima de tres años en España y su condición de acreedor de 15.000 euros. Otra empresa que también le empleó sin papeles le debía esa cantidad, tal y como quedó demostrado en otro juicio previo.

Según la acusación, los problemas con Escenasant empezaron después de que a Luis le denegaran una primera solicitud de papeles, que presentó después de denunciar a la primera empresa para la que había trabajado. "A partir de ahí, Escenasant nos tuvo cuatro meses sin cobrar", asegura el joven. "Trabajábamos sin horario y en fines de semana con la única excusa de que vivíamos sin pagar el alquiler en casa de este hombre", cuenta, en referencia al titular de la sociedad, Bernabé Solana Arenal.

Solana confirmó a este periódico que ambos vivieron en un chalet de su propiedad, pero asegura que lo hacía sólo "para darles cobijo" y no porque fueran empleados suyos.

"Él decía que nos hacía un favor", replica Luis, "que si no nos gustaban esas condiciones nos podíamos ir a cualquier otro sitio". Esa situación, y los 3.600 euros que presuntamente les debe la empresa, los empujó a denunciar.

La Justicia de momento no les ha dado la razón. "El juicio fue una tomadura de pelo", se queja Luis. La acusación ha pedido la nulidad de la primera vista porque la sentencia no tiene en cuenta una prueba considerada concluyente: el vídeo que muestra a Claudio al mando de un camión grúa, supuestamente propiedad de la empresa.

El recurso, anuncia Vega, está bien fundamentado y tiene muchas probabilidades de tener éxito, así se tendría que repetir la primera vista. El problema reside en que hasta que se resuelva la nulidad "pueden pasar 4 ó 5 meses", según Vega, y tanto Luis como Claudio pueden ser expulsados antes.

Una coalición de colectivos sociales asturianos apoya a estos dos inmigrantes

Además de sus abogados, una coalición de colectivos sociales asturianos apoya a estos dos inmigrantes para evitar que ambos tengan que volver a Paraguay como resultado de una carambola jurídica.

Los trabajos realizados por Escenasant incluyen el montaje de 2.500 metros cuadrados de carpa para el mitin de Mariano Rajoy en la fiesta patronal cántabra de la Bien Aparecida, el 12 de julio de 2008, al que asistieron 6.000 personas. La compañía también se encargó de montar una carpa para el día de las Fuerzas Armadas de este año en la plaza santanderina de Alfonso XIII.