Público
Público

La "Extraña histeria de amor" de "un demente" llamado Bobby Vidales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si en la variedad está el gusto, la personalidad de Bobby Vidales es un banquete. "Soy soñador, impulsivo, depresivo, real y extremista", enumera el joven cantante mexicano, "un demente" que debuta a ritmo de pop electrónico con "Extraña histeria de amor".

"Mi vida se resume en una lucha contra mi identidad múltiple, mis otros 'yos'. Es una batalla intensa y diaria que me hace ser compulsivo con todo: la música, el trabajo, la fiesta. ¡Todo lo hago al máximo!", proclama Vidales en una entrevista con Efe.

En uno de esos arrebatos debió de ver la luz "Extraña histeria de amor", un disco-cómic que reflexiona sobre "las transformaciones que sufres al estar enamorado; todas las tonterías que haces y que no harías en condiciones normales".

Este "viaje musical de doce capítulos" nos invita a conocer las aventuras y desventuras de Bobby, sufrida diana de las maquinaciones amorosas de Nora. "Ella juega a la aceptación y el rechazo, y Bobby se debate entre sentimientos enfrentados", explica su creador.

De esa batalla emocional nacen Lagarto y Galán, las dos nuevas identidades del enamorado protagonista. "Bobby es el chico lindo, pero necesita a Lagarto, que es el tipo duro, y a Galán, cuyo nombre lo dice todo", describe Vidales.

El desenlace de esta "histeria de amor" se desvela en piezas como "The one", "Devorador", "Acurrucado" o "Cambiar mi suerte", composiciones con las que Vidales no pretende forjar un estilo "extremadamente distinto, pero sí un poquito inusual".

"Digo lo mismo que los demás, pero de una manera diferente. Hago electrónica, indie, pop-rock, un poquito de todo. No puedo decir que sueno a David Guetta, Shakira, Black Eyed Peas o Zenttric, sino que más bien soy una mezcla de todos ellos", afirma el vocalista.

En última instancia, la labor musical de Vidales se consagra a "una búsqueda de la diversión". "Quiero que se note que me lo paso bien con mi trabajo. Me gusta que cada día sea diferente, y eso lo consigo metiendo reggae, dance, rock o baladas", expone.

De carácter "inquieto" y "multidisciplinar", el artista de Mexicali también gusta de juguetear con los pinceles, hasta el punto de que su disco sale al mercado junto a un cómic que desarrolla la misma trama romántica.

"De pequeño veía en la televisión a Luis Miguel, Madonna o Freddie Mercury, y pensaba que eran superhéroes que podían volar. Llegué a la conclusión de que ser artista es ser como un personaje de cómic, y ahora trato expresar esa hipótesis con algo diferente y fresco", confiesa.

Música y pintura se combinan con la interpretación en las actuaciones de Bobby Vidales, dueño de un espectáculo cabaretero que "traslada la historia del cómic al escenario".

"Es como ver un musical; yo actúo, entra una chica y bailamos, tenemos diálogos, proyecciones, y todo ligado a las canciones. Es un show diferente. He visto muchos conciertos, pero ninguno como éste", asegura con rotundidad.

Tras un par de presentaciones en León y Madrid, el cantante ya prepara la gira con la que recorrerá España a partir de septiembre. Antes, el próximo lunes, se reencontrará con el público madrileño en la celebración del Día del Orgullo Gay.