Público
Público

Fagor busca otras vías de financiación tras el varapalo de Mondragón

La cooperativa defiende su viabilidad. Su filial polaca presenta concurso de acreedores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fagor Electrodomésticos sigue defendiendo su 'viabilidad', tras el rechazo de la Corporación Mondragón a aportar recursos financieros a la cooperativa, y continúa la búsqueda de la financiación necesaria para poder 'mantener viva' la parte de su actividad que resulta 'rentable', han asegurado  fuentes de la emblemática cooperativa guipuzcoana. Sin embargo, reconocen que encontrar nuevas vías de financiación es una tarea complicada y que finalmente se puede ver obligado a presentar un concurso de acreedores, al igual que ha hecho ya su filial polaca Fagor Mastercook.

Fagor necesita encontrar de forma inminente 170 millones de euros para poder financiar su plan de viabilidad, de cuyo logro dependen sus 5.600 trabajadores. 

El Consejo general de la Corporación Mondragón consideró 'de forma unánime' que el plan defendido por Fagor Electrodomésticos, que se encuentra en preconcurso de acreedores, 'no responde a las necesidades del mercado' y 'no es viable' con lo que, en esta ocasión, ya no acudirá a su rescate.

Pese a que la decisión de MCC pone en una grave situación a Fagor Electrodomésticos, fuentes de la compañía han asegurado que la empresa 'sigue defendiendo su viabilidad y que lo único que le falta es conseguir financiación'. 'Seguimos trabajando en ello. Actualmente, no podemos desvelar las vías que se están trabajando pero la compañía, por supuesto, sigue trabajando en el proceso', han añadido.

Pese a todo, han reconocido que, en estos momentos, desconocen si 'se puede hablar de esperanza' pero que, en principio, la empresa se agarra al plazo legal de hasta cuatro meses que, desde la presentación del preconcurso de acreedores el pasado día 16, tiene para ampliar las vías de negociación y alcanzar un acuerdo con sus acreedores.

De momento, Fagor Electrodomésticos tampoco aclara si agotará todo el plazo que marca la ley para conseguir esos 170 millones que harían posible un plan de viabilidad con el que mantener la actividad rentable, 'acabar con los parches' y encarar un nuevo futuro, en el que se concentrarían en Euskadi las actividades de cocción, minidomésticos y calentadores.

El pesimismo es creciente entre los trabajadores de la empresa después de que la filial polaca de Fagor Electrodomésticos, Fagor Mastercook S. A., haya presentado este miércoles solicitud de concurso de acreedores. Fagor Electrodomésticos cuenta con 13 plantas en el mundo, 5 de ellas en Euskadi, y el resto repartidas por Francia (4), Polonia (1), Marruecos (1), China (2), donde funciona como 'joint venture'. En total, la compañía emplea a 5.600 trabajadores en el mundo, de los cuales 2.000 desempeñan su labor en el País Vasco.