Público
Público

Fallece Marcelino Camacho, histórico líder de CCOO

El histórico líder de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, ha fallecido este viernes a los 92 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El histórico líder de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, ha fallecido este viernes de madrugada a los 92 años tras una larga enfermedad.

Defensor de las libertades y de los derechos de los trabajadores, Camacho llevaba ingresado en un hospital madrileño desde el pasado 26 de octubre, cuando entró gravemente enfermo. Su fallecimiento se produjo a las 1:30 horas.

El cuerpo de Marcelino Camacho fue trasladado a las 10:00 horas de la mañana a la sede del sindicato Comisones Obreras, donde se ha instalado la capilla ardiente. Allí permanecerá hasta las 11:30 horas del sábado, cuando su féretro se trasladará a la Puerta de Alcalá, donde habrá un acto de despedidaa las 12:30 horas. Su entierro será a las 14:00 horas del sábado en el Cementerio Civil.

La Comisión Ejecutiva de CCOO ha lamentado, en un comunicado, la muerte de su primer secretario general, del que asegura que 'contribuyó decisivamente a que CCOO sea hoy el sindicato más fuerte del país'.

'Contribuyó decisivamente a que CCOO sea hoy el sindicato más fuerte del país'

'Ha muerto Marcelino Camacho. El dirigente obrero y comunista, el representante más cualificado de los derechos de los trabajadores. Toda una vida dedicada a la causa de los más débiles, a la conquista de una sociedad más justa y solidaria', ha anunciado el sindicato.

CCOO ha recordado cómo tanto en la guerra, en el exilio, en la dictadura y en la libertad Camacho 'siempre luchó al lado de los trabajadores' y por ello fue detenido varias veces y encarcelado durante varios años.

Destaca que Camacho contribuyó 'decisivamente a transformar el primer sindicato del país'. 'Un sindicato que modernizó y transformó, a partir de una apuesta decidida y valiente por la autonomía sindical, autonomía que ya es la expresión de identidad más sólida de CCOO'.

Señala que 'su compromiso con la libertad y el socialismo' le llevó a ingresar en el PCE, y 'a protagonizar la lucha política y sindical con el mismo empeño y generosidad'.

En 1985 formó parte del grupo que fundó IU, organización a la que perteneció hasta el final de sus días.

CCOO destaca que Marcelino Camacho era un hombre 'abierto, firme, coherente y defensor de un sindicalismo de presión-negociación, que desde hace muchos años simboliza la estrategia del movimiento sindical'.

'Marcelino Camacho estará siempre presente en el proyecto sindical de CCOO, en la reivindicación y en la propuesta, en la negociación y en la movilización. Nos ha dejado Marcelino Camacho, un hombre irrepetible', concluye.


 

Fue  detenido el 24 de junio de 1972 en la reunión de la Coordinadora Estatal de CCOO y condenado a veinte años de prisión por dentro del conocido como sumario 1.001, juicio iniciado el día que mataron a Carrero Blanco, en diciembre de 1974.

Fue condenado a veinte años de prisión por dentro del conocido como sumario 1.001

Le fue rebajada esta sentencia por el Tribunal Supremo en febrero de 1975, a seis años, siendo puesto en libertad definitivamente en mayo de 1976. Así pues, pasó cerca de 14 años en las prisiones y campos de concentración.

Camacho fue elegido secretario general de CCOO en 1978 y un año antes diputado por Madrid del PCE, cargo que revalidó en 1979, si bien acabaría dimitiendo por discrepancias con su partido antes de romper con la disciplina de voto.

El carismático sindicalista dirigió CCOO hasta 1987. De aquellos años destaca la primera huelga general convocada al gobierno de Felipe González en 1985. Cuando abandonó la dirección del sindicato, con Antonio Gutiérrez como sucesor, Camacho fue nombrado presidente honorífico, pero dimitió en 1996 por el distanciamiento del sindicato con el PCE.

Hasta la fecha, Camacho había militado en el PCE y había conservado el carnet nº1 de CCOO. Además, posee la Gran Cruz del Mérito Civil, concedida por el Jefe de Estado, el 25 de junio de 1983; la Orden Lázaro Peña de primera clase, concedida por el Consejo de Estado de la República de Cuba, el 6 de julio de 1984; la Medalla de Oro de la FDGB de la República Democrática Alemana, el 26 de enero de 1988 y, la Orden de Primera Clase de la República Popular Búlgara, concedida por el Consejo de Estado, en enero de 1988.

El 18 de noviembre de 1988 obtuvo también la Orden del Mérito Constitucional. El 12 de enero de 1989, fue nombrado profesor honorario por la Universidad Complutense de Madrid.

En marzo de 2008, sus compañeros le rindieron un homenaje en el Auditorio de CCOO, que hoy recibe su nombre, un emotivo acto que finalizó con miles de afiliados a CCOO cantando a coro La Internacional.

Camacho compartió la mayor parte de su vida con su esposa, Josefina Samper, con la que se casó en 1948 y tuvo dos hijos, pero, sobre todo, se dedicó por entero a la lucha obrera y por las libertades, algo que él mismo plasmó en sus memorias 'Confieso que he luchado', publicadas en 1990.