Público
Público

Dos de los fallecidos trabajaban desde hacía un mes para una empresa constructora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los dos trabajadores de Calasparra fallecidos hoy tras chocar frontalmente la furgoneta en la que viajaban contra un turismo pertenecían a la empresa Construcciones García de esa población, constituida a principios de enero.

Salvador García, padre del propietario de esta empresa, ha dicho a Efe desde el lugar del accidente que los cinco ocupantes de la furgoneta alquilada por su hijo trabajaban en las obras de la autovía Alicante-Albacete, a la altura del municipio albaceteño de Almansa.

El accidente se ha producido a las 06.39 horas en el kilómetro 32 de la RM 714 (Cieza-Calasparra) al colisionar de forma frontal un turismo de empresa, en el que viajaban tres trabajadores de Fortuna, contra una furgoneta, con cinco ocupantes procedentes de Calasparra.

A consecuencia del impacto, tres personas han muerto en el acto y una cuarta mientras era atendida por los sanitarios.

Los otros cuatro ocupantes de los vehículos siniestrados, varones al igual que los fallecidos, han resultado con heridas de diversa consideración y han sido trasladados al hospital de Cieza.

El padre del empresario, recientemente jubilado y que traspasó el negocio a su hijo antes de que éste creara la nueva empresa, ha afirmado a Efe que uno de los fallecidos tenía 24 años y el otro algo más de 30, y ha explicado que se dirigió a la carretera donde ha tenido lugar el accidente tras ser informado a las ocho de la mañana, desde Almansa, de que no habían llegado a su trabajo los cinco empleados.

"Esto es demasiado duro", ha dicho consternado este antiguo constructor, que hace seis años vivió una situación parecida con la muerte también en la carretera de otro de sus trabajadores.

La furgoneta alquilada, una Ford Tourneo con matrícula 6187-FWL, ha quedado destrozada a consecuencia del choque frontal al igual que el turismo, un Mercedes Benz matriculado en Murcia con el número 7857-BJ.