Público
Público

Los familiares de Liu Xiaobo se sienten orgullosos del premio Nobel de la Paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los familiares de Liu Xiaobo expresaron hoy a Efe que se sienten "orgullosos" de la concesión del Premio Nobel de la Paz al activista, que desde 2009 cumple condena de once años de cárcel por haber pedido avances democráticos en China.

"Toda la familia se siente orgullosa de Liu Xiaobo", manifestó a Efe uno de los familiares, que pidió no ser identificado debido a las presiones, detenciones e incomunicación que sufren los allegados a Liu desde que el viernes pasado se emitió el fallo del jurado de Oslo.

La esposa de Liu, la poetisa Liu Xia, se encuentra bajo vigilancia domiciliaria desde el viernes con el fin de evitar que hable con la prensa, aunque el domingo las autoridades la escoltaron para que se reuniera con su marido durante una hora en el penal de Jinzhou (provincia de Liaoning).

En ese encuentro, el disidente, de 54 años, dedicó el premio a todos los "mártires de Tiananmen", en referencia a los estudiantes muertos a manos del ejército en 1989 después de meses de manifestaciones pidiendo reformas democráticas, un movimiento en el que Liu Xiaobo tuvo un papel destacado.

Además, el nobel expresó su deseo de que fuera su esposa quien acuda el 10 de diciembre próximo a recoger el galardón, "pero no está claro que el gobierno lo vaya a permitir", agregó esta fuente.

Este familiar dijo que "Liu Xia se encuentra bien" y que además ha podido "salir acompañada por la policía para visitar a sus padres".

El servicio de "microbloggin" de Twitter que utiliza Liu Xia para comunicarse volvió a funcionar el domingo por la noche, cuando ésta señaló que había regresado a Pekín, y desde entonces está reenviando mensajes de otros disidentes con los artículos que escribió Liu Xiaobo.

Los abogados del nobel esperan contactar con Liu Xia para pedir una reducción de la condena del disidente, según señalaron a Efe, pero a estas alturas todavía no lo han logrado.

A las peticiones internacionales para que Liu Xiaobo salga de la cárcel, se han sumado en los últimos días las que exigen al régimen chino que permita la libertad de movimientos de la esposa del activista.

El abogado Ding Xikui dijo hoy a Efe que la poetisa sufre restricciones domiciliarias sin ninguna acusación, pero añadió que ella no ha pedido a sus letrados que denuncien esta situación.

La poetisa señaló la semana pasada, en una entrevista con Efe, que en los veinte años de disidencia y tres condenas que ha sufrido su marido, el matrimonio rechazó en varias ocasiones la posibilidad de exiliarse, ya que asumían que la lucha por las libertades tenía riesgos como los que ahora asumen.

"No nos arrepentimos. En una sociedad así, si presionas mucho, esas consecuencias acaban llegando tarde o temprano", explicó Liu Xia el pasado miércoles.

En cuanto al exilio, añadió, "es una decisión que Xiaobo y yo tomamos hace mucho tiempo. No nos gustaría vivir así. Podríamos habernos ido antes de que lo detuvieran (en 2008), pero decidimos no hacerlo".