Público
Público

La Federación Francesa de Tenis considera "audaz" mantener Roland Garros en París

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Federación Francesa de Tenis (FFT), Jean Gachassin, aseguró hoy que mantener Roland Garros en París, donde se modernizará y transformará a partir de 2016 y para los próximos 99 años, es una decisión "audaz".

La elección de los delegados federativos, que hoy votaron que este Grand Slam no se mueva de la capital francesa, es una oportunidad para el torneo de "distinguirse durante años y de brillar en el mundo entero durante décadas, a contracorriente del gigantismo del mundo", dijo Gachassin en conferencia de prensa.

La FFT votó hoy por el proyecto que propone ampliar y modernizar las actuales instalaciones del torneo en París, el campeonato de tierra batida más importante del mundo, para que permanezca en el lugar donde nació en 1928 durante otros 99 años, aunque con una cláusula de revisión transcurridos los primeros 25.

La decisión, que el alcalde de París y ferviente defensor de la iniciativa continuista, Bertrand Delanoë, calificó como una elección que privilegia "la fidelidad a la historia", se impuso en las urnas por la mayoría necesaria de dos tercios de los cerca de 200 delegados a las alternativas de Versalles, Marne-la-Vallée y Gonesse, todas ellas situadas en las afueras de París.

Roland Garros crecerá un 60 por ciento para alcanzar las 13,5 hectáreas, cinco más que ahora, aunque seguirá siendo el de menos superficie de los "cuatro grandes".

Además, la pista central Philippe Chartier dispondrá de una cubierta retráctil similar a la de la Caja Mágica de Madrid y, posteriormente la Suzanne Lenglen de otra, y se creará una nueva pista para 8.000 aficionados, entre otras novedades.

El proyecto, denostado desde las filas ecologistas por adentrarse en el cercano Bosque de Bolonia (la mayor zona verde de la capital) y arramplar con las 5.000 plantas que albergan los Invernaderos de Auteuil, es también la alternativa más barata de las cuatro presentadas, con un coste que rondará los 235 millones de euros.

Además, la Federación se servirá de gran parte del actual estadio Georges-Hébert, a unos 500 metros de las actuales instalaciones, lo que implicará que la superficie consagrada al Grand Slam quedará dividida en dos partes.

La candidatura ganadora también aumentará la partida económica destinada a la celebración del torneo, que pasará de 1,6 millones de euros al año a cerca de 3 millones entre 2012 y 2015, fecha a partir de la cual se evaluará la dotación en función del volumen de negocios de la Federación, aunque ya se barajan cifras de entre 5 y 7 millones de euros anuales.