Público
Público

La Femp pide limitar el tráfico y controlar la luz en los edificios públicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Federación Española de Municipios y Provincias (Femp) propondrá al Gobierno limitar el tráfico en el centro de las ciudades y controlar la iluminación en los edificios públicos, entre otras medidas para ahorrar energía y reducir la contaminación.

Un portavoz de la Femp ha avanzado a Efe que éstas serán algunas de las propuestas a estudiar que su presidente, Pedro Castro, trasladará el próximo martes al ministro de Industria, Miguel Sebastián.

El departamento que dirige Miguel Sebastián asegura que está "abierto" a escuchar las medidas adicionales que se puedan adoptar en colaboración con los ayuntamientos y las comunidades autónomas, antes de que el Consejo de Ministros apruebe, el próximo viernes, el Plan de Ahorro Energético.

Castro planteará al ministro, entre otras cosas, la posibilidad de que se limite el tráfico en las ciudades con medidas que ya se han puesto en práctica en otros lugares del mundo, como el uso de vehículos con matrículas pares unos días e impares, otros.

Una medida que además permitiría reducir la contaminación en el centro de las ciudades y que inevitablemente conllevaría una mayor coordinación de los transportes públicos, según han comentado las citadas fuentes.

Otra de las propuestas que trasladará al titular de Industria será controlar la iluminación en edificios públicos como las consejerías, polideportivos, piscinas o centros de ocio y administrativos.

El Ministerio de Industria ha convocado además a las Comunidades Autónomas a una reunión que tendrá lugar el próximo miércoles, día 2 de marzo, con el objetivo de que colaboren en las nuevas medidas de ahorro y que puedan proponer algunas más.

En el último Consejo de Ministros, el Gobierno acordó limitar con carácter temporal, a partir del 7 de marzo, la velocidad máxima en todas las autopistas a 110 kilómetros/hora, frente a los 120 de ahora, como medida de ahorro energético para mitigar los efectos de la escalada del precio del petróleo por el conflicto de Libia.

El objetivo de esa disminución de la velocidad máxima es reducir un 15 por ciento el consumo de gasolina y un 11 por ciento el de gasóleo, equivalentes a cerca de 1.400 millones de euros.

Esa medida se completará con una reducción de hasta un 5 por ciento en las tarifas de Renfe para trayectos de media distancia y cercanías, que entrará en vigor también a partir del 7 de marzo y de forma temporal.