Público
Público

Ferragamo propone una mujer elegante y Moschino, una exagerada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Salvatore Ferragamo sigue apostando, para la próxima temporada otoño-invierno 2008/2009, por la línea clásica para una mujer elegante, mientras Moschino propuso un estilo exagerado y rebelde hoy en la pasarela de Milán.

La línea seria y tradicional de Ferragama mostró a una mujer que luce traje de corte masculino, pantalón maxi con vuelo, el blanco para el día y el negro para la noche.

Sus vestidos de cóctel, con estolas a juego, se alejaron de la sobriedad del negro con colores como el verde esmeralda y escotes pronunciados en la espalda.

Frente a esa colección, la de Moschino -que es para una mujer generalmente exagerada-, en esta ocasión, aportó un toque de rebeldía, en el que los vestidos militares estaban adornados con motivos como ciempiés y tortugas de trapo y en vivos colores.

Otras opciones -más formales, pero no menos exageradas- fueron los vestidos rectos hasta por encima de la rodilla y con remates de piel o con volantes combinados con chaquetas toreras en tonos pastel y apliques de pelo en mangas y hombros en el mismo tono.

Un paso más allá lo dio el estilo salvaje y futurista a lo "Mad Max" de Etro, que utilizó flecos como gruesas espinas en buena parte de su colección, ya fuese en tocados para la cabeza, en las mangas abullonadas de sus vestidos o en collares espectaculares.

Por la pasarela de Milán, hoy, en su cuarta jornada, también paseó Sportmax -marca de Max Mara- que se ha inspirado en la moda gótica para esta colección y en la que, por supuesto, ha predominado el negro.

Sandalias para el invierno, atadas al tobillo, junto con los maxibolsos y las minifaldas, todo en negro y con toques de rosa y verde, fue una de sus propuestas para el próximo otoño-invierno.