Público
Público

La FIFA ordena investigar las muertes en un estadio de Abiyán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La FIFA ordenó una investigación sobre la estampida en un estadio de Abiyán que causó el domingo al menos 19 muertos y 132 heridos antes de un partido entre Costa de Marfil y Malaui, en la eliminatoria africana del Mundial 2010.

En un breve comunicado divulgado el lunes, la entidad rectora de este deporte en el mundo pidió un informe completo sobre lo ocurrido de parte de la Federación Marfileña de Fútbol y de las autoridades locales para "establecer cómo se sucedieron los hechos registrados fuera del estadio antes del partido".

"Una vez que se reciba este informe, la FIFA estará en posición de hacer nuevos comentarios, al igual que continuar con nuestros esfuerzos para asegurar que esta clase de trágicas circunstancias no se repitan", agregó.

Los hechos ocurrieron cuando un grupo de aficionados que no tenían entradas entraron por la fuerza en el estadio Houphouet-Boigny, que tiene capacidad para 45.000 espectadores, desatando una estampida que derrumbó parte de un muro.

"Queremos empezar y averiguar exactamente quién es responsable del origen de este drama", dijo a los periodistas el portavoz gubernamental Sindou Meite.

A pesar de la campaña de la FIFA para mejorar los estadios en todo el continente, la estampida en Abiyán es la segunda en un clasificatorio para el Mundial de 2010.

En junio, ocho personas murieron en una estampida en Liberia cuando numerosos espectadores intentaron entrar en un estadio ya abarrotado en la capital, Monrovia, para el partido entre Liberia y Gambia.

Según una auditoría de la FIFA en agosto de 2007, sólo 18 países africanos tenían estadios de fútbol lo suficientemente seguros para acoger encuentros clasificatorios para el Mundial, tras inspeccionar las instalaciones de 50 países.

Posteriormente instauró unas reglas estrictas, pero al final permitió cambios cosméticos en muchos casos, como mejoras en los vestuarios, para evitar el revés político de que la mayoría de los países africanos tuvieran que jugar los clasificatorios para el Mundial en recintos neutrales.

Todos salvo uno estadio recibieron la luz verde.