Público
Público

Filipinas autoriza el traslado de Larrañaga para cumplir su condena en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ha desaparecido el último obstáculo para que el ciudadano hispano-filipino Francisco Larrañaga sea trasladado a España para terminar de cumplir su condena de cadena perpetua por asesinato. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, anunció ayer en Manila que el Gobierno filipino ha concluido todos los trámites para permitir su salida del país. Por eso, subrayó, 'su llegada a España es muy inmediata'.

'Sólo depende ya de que él mismo o su familia decida cómo y cuándo. Nosotros le recibiremos y acogeremos', explicó Moratinos en conferencia de prensa con su homólogo filipino, Alberto Rómulo. La salida de Larrañaga, que lleva 10 años encarcelado, es posible gracias al acuerdo de canje de presos firmado entre los Gobiernos español y filipino en 2007. Aunque está condenado a cadena perpetua, el reo deberá someterse ahora a las leyes españolas, lo que impedirá que pase más de 30 años en la cárcel.

Larrañaga fue condenado a muerte en 1997 acusado de la violación y asesinato de dos hermanas en la ciudad de Cebú. Hijo del ex pelotari vasco Manuel Larrañaga y de la filipina Margot González, Larrañaga siempre ha defendido su inocencia, alegando que el día de los asesinatos se encontraba en Manila, a 600 kilómetros del lugar del crimen. En 2006, su pena fue conmutada por la cadena perpetua, gracias a la abolición de aquella en Filipinas.

Él y su familia intentaron sin éxito que se le repitiese el juicio, alegando que estuvo plagado de irregularidades. Entre los múltiples apoyos que obtuvo su petición destacó el llamamiento del Comité de Derechos Humanos de la ONU, que afirmó en 2006 que no existía 'ninguna prueba física que vincule a Paco con los crímenes'.

La familia ha anunciado que el recluso 'se está mentalizando' de su próximo traslado a España, un país que sólo ha visitado en vacaciones. Moratinos se reunirá hoy con la madre de Larrañaga, en su segundo y último día de visita oficial a la ex colonia española.

El 5 de mayo de 1999, Francisco Juan Larrañaga fue condenado cadena perpetua por un tribunal de primera instancia, junto con otros seis acusados, por secuestro, violación y muerte de dos mujeres filipinas: Maryjoy Chiong y Jacqueline Chiong (las 'hermanas Chiong').

El 5 de febrero de 2004, el Tribunal Supremo de Filipinas revisó la sentencia y la aumentó a pena de muerte.

En noviembre de 2003, la Presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, levantó la suspensión de las ejecuciones en los casos de condenados por secuestro y tráfico de drogas. 

En la Semana Santa de 2006 todas las penas de muerte fueron conmutadas por cadena perpetua.

Según la sentencia del Tribunal Supremo, Larrañaga y los demás condenados secuestraron el 16 de julio de 1.997 en un centro comercial de la ciudad filipina de Cebú a las hermanas Maryjoy y Jacqueline Chiong, entonces con 19 y 21 años respectivamente. Los condenados, según la sentencia, violaron repetidamente a las víctimas. El cadáver de Maryjoy, apareció el día siguiente mientras que el cuerpo de Jacqueline sigue desaparecido.

Larrañaga y su familia han manifestado en todo momento su inocencia, argumentando queen la mañana del 16 de julio de 1.997 se estaba examinando en la Escuela de Artes Culinarias en Manila, a300 kilómetros por mar de la ciudad de Cebú, donde presuntamente se cometieron los crímenes. La coartada la ratificaron 15 testigos, entre ellos la profesora de la escuela, sus compañeros de clase, el guardia deseguridad del edificio donde vivía en Manila y los amigos con los que estuvo aquella noche. Además, el Juez no permitió declarar a otros 20 testigos, que decían poder corroborar la coartada de Francisco Larrañaga.

> Más en el informe de Amnistía Internacional (en PDF)