Público
Público

El fiscal de Nueva York cita a Goldman Sachs

Investigará si, como denunció el Senado, engañó durante la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oficina del Fiscal del distrito de Mahatttan envió ayer una citación a los responsables de Goldman Sachs para investigarles por su actividad durante la crisis. Los fiscales neoyorquinos, que de momento no han acusado de nada a los banqueros, han iniciado la investigación después de que una subcomisión del Senado estadounidense considerase que la entidad había 'engañado' a sus clientes respecto a valores vinculados a hipotecas. Los senadores, tras concluir un informe sobre la investigación de más de 600 páginas, solicitaron a la SEC, el organismo regulador de los mercados financieros en EEUU, que iniciara acciones legales contra los grandes bancos de inversión. La noticia propició una brusca caída en bolsa de las acciones del banco de inversión, en torno al 2%, aunque se fue recuperando a medida que avanzó la sesión.

El relevo del castigo bursátil lo tomaron otras entidades financieras, después de que la agencia de calificación Moody's, antaño colaboracionista con la gran banca, anunciase que baraja la posibilidad de rebajar la calificación a Bank of America, Citi y WellsFargo por el impacto que puede tener en sus cuentas la nueva regulación financiera de EEUU y el coste de los procesos judiciales abiertos por las malas prácticas en las concesiones de hipotecas. No sólo contra los bancos arremetió Moody's, también advirtió que está considerando una posible rebaja de la deuda de EEUU si el Congreso no consigue un acuerdo para ampliar el techo de gasto y por las condiciones económicas. 'Los indicadores de empleo apuntan que EEUU está más lejos de la recuperación de lo que se esperaba, y la evolución del sector inmobiliario hace pensar a muchos en una vuelta a la recesión, al menos en ese sector', explica Óscar Moreno, gestor de renta variable de Renta 4.

Moody's amenaza con bajar el rating a la deuda de EEUU y a grandes bancos

Así las cosas, los mercados estadounidenses terminaron teñidos de rojo, como también lo hicieron los europeos.

La posibilidad, apuntada desde el Banco Central Europeo, de que los bancos acreedores de Grecia tengan que implicarse directamente en el rescate dañó especialmente a las acciones de BNP Paribas o Deutsche Bank, unos de los bancos con más exposición a la deuda helena. Así, el índice alemán Dax lideró las caídas en las bolsas europeas al bajar un 1,99%, seguido del francés Cac, que bajó un 1,89%. Más tranquilas, en cambio, estuvieron las bolsas de la periferia del euro. La española se mantuvo gran parte del día al alza gracias al impulso de la buena subasta de deuda pública, aunque terminó con una caída del 0,76%.