Público
Público

El fiscal pide cinco años de prisión para un acusado de colaborar con ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá en el juicio que se celebrará mañana en este tribunal cinco años de prisión para Mikel Uzkudun Lizaur, acusado de colaborar con ETA al haber trasladado a Francia al miembro del "comando Kroma" Jorge Olaitz Rodríguez.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, el acusado sabía en el momento del traslado que Olaitz iba armado y que era buscado por las fuerzas de seguridad del Estado.

Olaitz, que tal y como sostiene el fiscal, realizó por encargo diversas informaciones sobre personalidades de la vida pública de Pamplona "con el fin de facilitarlas a la dirección" de ETA, se ocultó en el domicilio de Leire Marquina.

Ésta comunicó la presencia del presunto etarra a Aitor Sola, y entre ellos y junto con la madre de Marquina, decidieron que Olaitz se escondiera en el trastero de la vivienda.

Al día siguiente, Aitor Sola contactó con Pedro Ruiz y Aritz Galilea, quien ocultó a Olaitz en su vivienda, donde permaneció hasta el 5 de diciembre de 2001.

Ese día, Olaitz se trasladó al domicilio de Leire Saralegi, con quien viajó al día siguiente hasta Vitoria, a través de carreteras comarcales desde Pamplona, hasta que Mikel Uzkudun, quien se encuentra preso en Francia, le trasladó a Francia.

En el momento de su detención, el 26 de noviembre de 2001, Olaitz iba armado con una pistola y portaba documentación falsa, entre la que se encontraba un carné de agente de la Ertzaintza.

Por estos hechos, la Audiencia Nacional le condenó en noviembre de 2005 a 12 años de prisión después de que Olaitz aceptara declararse culpable a cambio de una reducción de la pena que pedía el fiscal para él.

También Aitor Sola, Leire Marquina, Pedro Ruiz, Aritz Galera y Leire Saralegi, para quienes el fiscal solicitaba ocho años de prisión por colaboración con banda terrorista, aceptaron su culpabilidad durante el juicio, por lo que el tribunal les condenó a dos años y no tendrán que ingresar en prisión.

Por su parte, Uzkudun, a quien el Tribunal de lo Criminal de París le condenó el pasado en diciembre de 2006 a seis años de cárcel por formar parte de la organización terrorista, fue extraditado a España el pasado mes de enero por las autoridades francesas.

El acusado fue detenido junto a Ígor Letona Biteri el 16 de noviembre de 2003 en una casa de Espiens (sur de Francia), en la que las fuerzas de seguridad hallaron documentos sobre seguimientos a la familia del empresario vasco Cosme Delclaux, secuestrado por ETA.