Público
Público

La Fiscalía Barcelona investiga a Unió Democràtica por pagos irregulares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía de Barcelona está investigando a Unió Democràtica de Catalunya (UDC) por presuntos pagos irregulares por parte de la Fundació Catalunya i Territori, próxima al partido democristiano, y de tres empresas relacionados con la organización de congresos.

Según informa hoy El Periódico, un proveedor ha implicado ante la policía al diputado Josep Sánchez Llibre, muy cercano a Josep Boqué, presidente de esta fundación, en operaciones con supuestas facturas falsas.

Este proveedor ha declarado que fue Sánchez Llibre quien le indicó que se dirigiera a la red de empresas investigadas y a la fundación para cobrar una deuda por servicios prestados a Unió, y que además tuvo que girar varias facturas falsas.

La fiscalía inició la investigación a raíz de una comunicación remitida por la Agencia Tributaria, y posteriormente se añadió un informe enviado por la dirección general de Derecho y Entidades de la Conselleria de Justícia, que durante un año y medio analizó la contabilidad y la actividad de la Fundació Catalunya i Territori y encontró indicios delictivos.

Añaden las fuentes que esta entidad recibió donativos privados por valor de 2,5 millones de euros entre el 2003 y el 2007 y que en el 2008, último ejercicio fiscalizado, hay aportaciones de la Fundación Privada Abertis, el BBVA y la Fundació Catalana per les Relacions Internacionals (Intercat), que preside Salvador Sedó, consejero nacional de Unió y candidato de CiU en las últimas elecciones europeas.

La investigación se extiende también a las compañías Fet i Fet, Final Versión y Serveis Gestió i Intermediació, radicadas en Barcelona y con muy poca actividad, y que se hicieron cargo, mediante facturas falsas, de pagos de servicios prestados a Unió, y que se nutrían de dinero traspasado desde la Fundació Catalunya i Territori.

La investigación intenta aclarar pagos por más de un millón de euros por servicios prestados a Unió de los que una parte los pagó el partido, y más de una decena de personas, algunas imputadas por un presunto delito de falsedad documental, han declarado ante el la Policía.