Público
Público

La Fiscalía expone el caso contra Karadzic

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Radovan Karadzic dirigió una campaña genocida para hacer que los musulmanes bosnios "desaparecieran de la faz de la tierra" y dejar un estado monoétnico para los serbobosnios, dijeron el martes los fiscales en su alegato inicial en el juicio contra el antiguo dirigente político serbobosnio.

En la segunda sesión del juicio que se celebra en La Haya, los fiscales del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia le retrataron como el "comandante supremo" que orquestó una campaña de "limpieza étnica" durante la guerra de Bosnia (1992-95), en la que murieron unas 100.000 personas.

que ha negado todos los cargos - ya que ha boicoteado el proceso.

"El Comandante Supremo explicó en octubre de 1991 lo que le iba a ocurrir a Sarajevo: 'Sarajevo será el caldero negro en el que morirán los musulmanes. Desaparecerán, esa gente desaparecerá de la faz de la tierra'", citó el fiscal Alan Tieger a Karadzic en una llamada intervenida.

De este modo se refería al asedio de 43 meses a la capital bosnia, que comenzó en abril de 1992 y en el que murieron unas 10.000 personas, en medio de un conflicto bélico que destrozó la antigua república yugoslava entre croatas, serbios y musulmanes.

"El comandante supremo ha dirigido sus fuerzas en una campaña para establecer un estado monoétnico en su país pluriétnico", añadió Tieger. "Este caso, sus señorías, es sobre el comandante supremo. Un hombre que desató las fuerzas del nacionalismo, el odio y el miedo para aplicar su visión de una Bosnia separada étnicamente: Radovan Karadzic".

Mientras, su sucesora como presidenta serbobosnia, Biljana Plavsic, dejó el martes una prisión sueca y llegó a Belgrado tras conseguir ser liberada anticipadamente después de cumplir dos tercios de su condena de 11 años por crímenes de guerra. Plavsic fue condenada por este mismo tribunal en 2003.

Karadzic, de 64 años, ha negado los 11 cargos que pesan contra él, incluidos dos de genocidio por la masacre de 8.000 varones musulmanes en Srebrenica y otras atrocidades.

El antiguo presidente de la autoproclamada serbobosnia Republica Srpska, que era un psiquiatra especializado en depresiones y neurosis, dejó el poder en 1996, dos años después del final de la guerra y huyó tras ser acusado por el Tribunal de La Haya. Fue descubierto y detenido en Belgrado en julio de 2008.

Durante los procedimientos anteriores al juicio ha intentado obtener inmunidad y pedir más tiempo para preparar su defensa, lo que le han negado los magistrados.

Su caso es el más importante en este tribunal desde el del ex presidente serbio y yugoslavo Slobodan Milosevic, juzgado por crímenes de guerra durante cuatro años hasta que se murió en 2006, antes de saber su sentencia.

Antes de iniciar la sesión, el juez O-Gon Kwon emitió otra advertencia a Karadzic para que comparezca ante el tribunal, asegurando que podría destinársele un abogado o ser juzgado en ausencia.

"Si el acusado persiste en su negativa de acudir ante el tribunal (...) el tribunal procederá en ausencia, y se le asignará un abogado", dijo el juez surcoreano, y añadió que el tribunal tomaría su decisión tras el fin de la intervención de la fiscalía el próximo lunes.