Público
Público

"Flamenco, flamenco" une de nuevo a Carlos Saura y Vittorio Storaro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cineasta aragonés Carlos Saura y el director de fotografía italiano Vittorio Storaro ruedan estos días en Sevilla la película "Flamenco, flamenco", un acercamiento a esta disciplina artística quince años después de la primera versión de "Flamenco", en lo que es la séptima colaboración entre ambos.

Desde que se conocieran en Kioto, presentados por el productor Juan Lebrón, "la mezcla de dos personalidades, de dos estilos" diferentes les ha permitido hacer "algo distinto" a lo que ambos conocían antes de que se encontraran, ha asegurado Storaro durante la presentación de la película en Sevilla, en el marco del Festival de Cine europeo.

"Yo no había hecho algunas cosas en cuarenta años antes de conocer a Carlos", ha insistido Storaro, quien ya colaboró con el director español en seis películas, entre ellas la primera versión de "Flamenco", rodada en la antigua estación de Córdoba de Sevilla en 1994 y punto de partida de esta nueva versión.

Durante estos quince años, ambos creadores han madurado una nueva versión que supone un "paso hacia adelante" en el acercamiento al flamenco desde el cine para recoger la evolución de este arte y la emergencia de nuevos valores.

Figuras como Sara Baras, Farruquito, Eva La Yerbabuena, Israel Galván, Niña Pastori, Estrella Morente o Miguel Poveda han pasado por el set, instalado en el Pabellón del Futuro, en la Isla de la Cartuja, durante las seis semanas de rodaje, que comenzó el pasado 5 de octubre.

Además, Saura ha recurrido a los bailaores Nani Paños y Rafael Estévez, con los que ya trabajó en ocasiones anteriores y a figuras consagradas, como los guitarristas Manolo Sanlúcar y Tomatito, y el cantaor José Mercé.

"No es normal tener delante de la cámara a los mejores artistas de flamenco que hay en este país", ha explicado Saura durante la presentación y ha destacado la dificultad de seleccionar a los nuevos artistas.

"Todos los que están tienen que estar", ha insistido.

En cuanto a la puesta en escena, el director ha asegurado que se trata de un "salto buscando lo barroco", en el que se utilizan los cuadros "de forma evidente" y se marca la evolución del tiempo dentro del espacio a través paisajes que evolucionan desde el atardecer hasta el día.

Réplicas de varios cuadros de Julio Romero de Torres relativos al baile y a la cultura andaluza se combinan con un gran telón que cambia de tonalidad, en uno de los escenarios dispuestos para el rodaje por el que desfila la bailaora Sara Baras con su equipo durante una de las escenas.

"Es el proceso natural en la evolución visual", ha explicado Storaro, quien ha desgranado cómo se ha pasado de una visión del flamenco "casi abstracta" en el primer "Flamenco" a una versión que convierte el escenario en una pinacoteca por la que se mueven los cuerpos de los bailaores.

"Para nosotros el cine es una aventura", ha insistido Saura, en relación a la improvisación con la que, tanto a él como a Storaro les gusta jugar, "aunque tengamos todo escrito, dibujado, luego vamos a hacer algo distinto porque no queremos ser ilustradores de nuestras propias ideas".

El rodaje de "Flamenco, flamenco" concluirá el próximo 13 de noviembre y está previsto que se estrene en septiembre de 2010.