Público
Público

El FMI echa un jarro de agua fría sobre la recuperación de España

Cree que la recesión se prolongará en 2010 mientras la economía mundial empezará a crecer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nada de brotes verdes en España. El Fondo Monetario Internacional (FMI) arrojó ayer un nuevo jarro agua fría sobre la economía. Su último informe recoge una importante mejora en las perspectivas mundiales, pero revisa a la baja las de España, que es el país desarrollado que mayor varapalo recibe por parte del organismo este año y el único al que la institución no mejora las previsiones de cara a 2010.

De acuerdo con las proyecciones del FMI, en 2009 el PIB español caerá un 4%, frente al 3% que se auguraba en abril, y en 2010 también registrará un retroceso leve: del 0,8%, frente al 0,7% estimado. España seguirá, por tanto, en recesión mientras el mundo en su conjunto se recuperará más rápido de lo previsto: este año, la economía global se contraerá un 1,4%, pero el próximo ejercicio observará un crecimiento del 2,5%, cuando hace sólo tres meses se esperaba que fuera seis décimas inferior.

Por regiones, Norteamérica sale bien parada. El FMI considera que EEUU podría estar a punto de tocar fondo para luego remontar el vuelo, y confía en que su PIB crezca un 0,8% en 2010. Latinoamérica, en cambio, retrocederá más de lo previsto. En Asia, Japón empieza a mostrar signos de estabilización y economías emergentes como China e India siguen en auge. La zona euro presenta un panorama más sombrío: la confianza de consumidores y empresas ha mejorado, pero las estadísticas de actividad no lo reflejan. Las crisis de Italia y Alemania serán más profundas de lo que se temía, y España es la gran potencia que peor comportamiento tendrá en 2010. Para el director de coyuntura de Funcas, Ángel Laborda, la sequía del crédito tardará en normalizarse y el crecimiento sigue 'bajo tierra'. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, es más optimista, y subraya que los vaticinios del FMI 'son algunas décimas mejores que las de la OCDE', que hablaban de un recorte del 4,2% en 2009 y del 0,9% en 2010. 'Vamos mejorando', afirmó.

El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, dijo que 'hemos pasado lo peor' de la crisis más severa desde la II Guerra Mundial. 'La buena noticia es que las fuerzas que lastran a la economía están decreciendo en intensidad; la mala, que las fuerzas que la impulsan hacia arriba todavía son débiles', indicó. Ante ese escenario, el Fondo llama a la cautela: 'La recuperación será lenta y desigual. Es necesario seguir brindando apoyo y preparar el camino para retirar de manera ordenada los niveles extraordinarios de intervención pública'.

Lo 'primordial', en todo caso, es 'restablecer la salud al sector financiero'. 'Los mercados están atascados y sigue siendo necesario sanear los balances de los bancos y reestructurar las instituciones', señaló el Fondo. En el informe sobre la estabilidad financiera mundial que publicó también ayer, el organismo recalcó, además, que persisten 'algunas vulnerabilidades' en el sistema, por lo que 'no hay que bajar la guardia'.