Público
Público

El Fondo Monetario Internacional empeora aún más su perspectivas sobre la economía española

El organismo internacional cree que el PIB caerá un 1,5% en 2013. En julio, justo después de contabilizar el efecto recesivo de los recortes de Rajoy hablaba de un -1,2%. Para 2014 vaticinó un crecimiento del 0,9%, pero lo rebaja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Economía, Luis de Guindos, decía esta mañana que empezaba a ver 'la luz al final del túnel'. Para el Fondo Monetario Internacional, nada más lejos de la realidad.

El organismo internacional ha revisado este miércoles a la baja sus previsiones sobre el crecimiento de la economía española en 2013, pasando del -1,2%  que vaticinaba en julio y el -1,3% de noviembre a una caída del -1,5%. La situación también empeorará en 2014, cuando el FMI espera que nuestro PIB crezca un 0,8% por el 1% que vaticinaba hace dos meses en su informe actualizado de Perspectivas de la Economía Mundial.

Para 2012, el organismo internacional dirigido por Christine Lagarde situó además el dato preliminar del crecimiento del Producto Interior Brutoespañol en un - 1,4%, una décima menos que el previsto cuatro meses atrás. 'La actividad en la periferia de la zona del euro fue incluso más débil de lo previsto, con ciertos síntomas de un contagio más fuerte de esa debilidad al núcleo de la zona del euro', indicó el FMI en su breve informe de actualización de datos.

La eurozona caerá en 2013 un 0,2% tras haber registrado un descenso del 0,4% en 2012. Por ello el Fondo, recomendó que 'los esfuerzos de ajuste en los países de la periferia deben ser sostenidos y contar con el respaldo de los países del núcleo'. Reiteró, como recetas, la 'utilización plena de los cortafuegos europeos, aprovechando la flexibilidad que ofrece el Pacto Fiscal y tomando otras medidas encaminadas a lograr una unión bancaria plena y una mayor integración fiscal'.

Pese a los 'recientes progresos', el Fondo indicó que la recuperación de la eurozona se 'retrasará' en 2013, en contraste con la recuperación 'gradual' de la economía global.

Por último, el organismo internacional mostró un cauto optimismo a medida que avance este año en la zona euro. 'No obstante, en 2013 estos obstáculos empezarán a disiparse, siempre que se sigan ejecutando las reformas de política previstas para enfrentar la crisis', apuntó.