Publicado: 27.06.2014 17:39 |Actualizado: 27.06.2014 17:39

El fondo de rescate de la banca pierde 2.787 millones de euros en 2013

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) registró en 2013 unas pérdidas de 2.787 millones de euros debido fundamentalmente al registro de los deterioros de las entidades participadas, el margen financiero negativo y las provisiones por garantías concedidas.

Tras la celebración de su comisión rectora en la que aprobó tanto las cuentas anuales como su informe de gestión correspondiente a 2013, el fondo informó el viernes que cerró el año pasado un activo de 27.582 millones de euros, un pasivo total de 25.108 millones de euros y un patrimonio neto de 2.474 millones de euros.

Entre 2012 y 2013, los socios europeos otorgaron unos 41.300 millones de euros al Gobierno para contribuir a sanear el balance de unas entidades, en concreto de las cajas de ahorros, repletos de activos tóxicos tras el estallido de la crisis inmobiliaria a finales de 2007.

Desde mayo de 2009, las ayudas totales a la banca española ascendieron a 61.495 millones de euros de 2009 en diversas formas de capital.

El activo del balance a cierre del año pasado recogió la participación del FROB en las nacionalizadas Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, Catalunya Banc, Banco Mare Nostrum (BMN), NCG Banco, y Sareb o también denominado banco malo.

Entre los principales hitos en 2013 destacó la suscripción por parte del FROB de 730 millones de euros de acciones ordinarias de BMN. Además, el fondo público suscribió 1.135 millones de euros en bonos contingentes convertibles en tres entidades (604 millones fueron a Banco Ceiss, 124 millones a Liberbank y 407 millones a Grupo Banco Caja 3).

Igualmente suscribió 381 millones de euros de deuda subordinada en Sareb y 108 millones de euros de acciones ordinarias.

El FROB procedió asimismo a amortizar deuda por importe de 2.150 millones de euros con motivo del vencimiento de un bono emitido por esta institución.

El fondo público también revirtió deterioros en BMN y BFA por unos 719 millones de euros y registró pérdidas por deterioro adicional por 2.448 millones relativos a la participación del FROB en Catalunya Banc, NCG Banco y Banco Gallego.