Público
Público

Forenses británicos llevarán a cabo nuevas pruebas que podrían ser cruciales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Londres, 19 sep (EFE).- Forenses británicos practicarán nuevos análisis de ADN que podrían ser cruciales en el caso de la niña desaparecida Madeleine McCann, reveló hoy el diario vespertino "Evening Standard", mientras fuentes de la familia cuestionan la calidad de las pruebas.

Los nuevos exámenes, que se llevarán a cabo en un laboratorio de Birmingham (centro de Inglaterra), pretenden encontrar rastros de ADN de la pequeña en el material recogido en Portugal, entre ellas unas supuestas muestras de sangre halladas en un apartamento próximo a donde la niña desapareció el 3 de mayo pasado en el Algarve.

Según el rotativo, los resultados de las nuevas pruebas podrían enviarse a las autoridades lusas en los próximos días.

Mientras tanto, la familia de Madeleine ha cuestionado la calidad de las pruebas de ADN halladas supuestamente en un coche alquilado por los padres de la niña, que habrían sido determinantes en la decisión de la Policía portuguesa de declarar sospechosos a Kate y Gerry McCann.

Según una fuente próxima a los McCann citada hoy por el diario británico "The Guardian", hasta treinta amigos y familiares, algunos de ellos directos, habrían utilizado el vehículo antes de que la Policía sacase las pruebas.

Además, el coche fue usado para transportar las pertenencias de Madeleine cuando la familia dejó el apartamento turístico donde se alojaban al desaparecer la pequeña.

De acuerdo con la fuente, el ADN presente en alguno de esos objetos, como los restos de sudor en las sandalias de la niña, podrían ser la causa de los rastros supuestamente encontrados.

El nuevo portavoz de la familia, Clarence Mithchell, calificó el martes de "absurdo" sugerir que los McCann causaron algún daño a Madeleine y aseguró que hay "explicaciones sumamente inocentes" para cualquier cosa que la Policía pueda haber encontrado durante sus investigaciones.

Sin embargo, fuentes británicas próximas a la investigación citadas por "Evening Standard" insistieron hoy en que "muy poca gente" conoce exactamente cuál es el material forense recogido y se mostraron seguros sobre la fiabilidad de las pruebas.

Según esas fuentes, los forenses británicos que trabajan en el caso habrían tenido en cuenta los riesgos de contaminación, así como las similitudes entre el ADN de Madeleine y sus hermanos gemelos.

Madeleine desapareció el 3 de mayo de la habitación en la que dormía con sus dos hermanos, de 2 años, en un complejo turístico del Algarve (sur de Portugal), mientras sus padres cenaban en un restaurante del centro vacacional donde se alojaban.