Público
Público

Francia combate "cuerpo a cuerpo" y "calle a calle" en Malí

Las tropas galas de despliegan por tierra para avanzar hacia el norte del país, controlado por los grupos rebeldes islamistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los soldados franceses desplegados en Malí para apoyar al Ejército del país en su lucha contra los islamistas han intensificado sus combates. Las tropas galas 'combaten cuerpo a cuerpo y calle a calle', según ha declarado una fuente de seguridad maliense citada por AFP.

Las fuerzas terrestres francesas están avanzando hacia el norte del país para intentar recuperar la zona tomada por los rebeldes, que el lunes se hicieron con el control de Diabali, una localidad situado en el centro de Malí a unos 400 kilómetros de Bamako, la capital. 

'Hasta ahora, nos habíamos asegurado de que hubiera fuerzas terrestres en Bamako, para garantizar primero a nuestra gente, nuestros ciudadanos, los europeos y la ciudad de Bamako. Ahora, las fuerzas terrestres francesas están subiendo hacia el norte', ha declarado el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, en una entrevista concedida a la emisora RTL.

'Los yihadistas tienen la tendencia  utilizar a la población como escudo humano'

Francia, que sigue llevando el peso de la operación contra los rebeldes salafistas, ataca esencialmente desde el aire, pero los primeros blindados, procedentes de la base francesa de Abiyán, comenzaron a llegar ayer a Bamako para pasar a esta segunda parte de la ofensiva.

El almirante Édouard Guillaud, jefe del Estado Mayor del Ejército, añadió hoy que la operación sobre el terreno comenzó 'hace varias horas'. El representante de las fuerzas armadas aseguró además que el objetivo de la operación es puramente militar. 'Cuando los yihadistas se instalan en una ciudad aterrorizan a la población y tienen tendencia a utilizarla como escudo humano. Nosotros nos negamos a hacer correr riesgos a la población. Ante la duda, no dispararemos. Los aislaremos. Esas son las órdenes del presidente (François Hollande)'.

La llamada operación Cerval, que hoy entra en su sexto día, ha conseguido impedir ya el avance de los islamistas hacia el sur del país, pero sigue encontrando fuerte resistencia en el oeste, donde según el ministro de Defensa, se encuentran los grupos más duros, los más fanáticos, los más organizados'. 'Nos enfrentamos a varias centenas, a más de un millar de terroristas muy organizados, que puede que reciban refuerzos. Esa es la razón por la que las fuerzas aéreas francesas atacan su retaguardia, principalmente en Gao', señaló Le Drian en RTL.

España estudia enviar un avión 'de transporte de carácter estratégico'

El ministro había indicado este martes que Francia contaba con 1.700 militares implicados en la operación, de los cuales 800 en suelo malí, y desde su departamento se añadió que en los próximos días estaba previsto llegar hasta los 2.500 soldados. 'Éramos conscientes desde el principio de que iba a ser una operación muy difícil', apuntó en RTL, donde añadió que países europeos, cuyo apoyo de momento es político y logístico, les están ayudando con equipos de transporte.

Uno de esos países es Alemania, que ya ha anunciado que aportará 'de inmediato' dos aviones de transporte para el envío de tropas de otros países africanos o Francia a Malí. Por su parte, el Gobierno español estudia enviar otro avión 'de transporte de carácter estratégico'. España se ha comprometido además a ampliar la misión de entrenamiento que está en marcha en Níger con 'cuarenta o cincuenta hombres' que realizarían labores de formación de las tropas malienses.

En tanto, los jefes de Estado Mayor de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) se han reunido por segundo día consecutivo en Bamako para acelerar la intervención de una fuerza africana de apoyo a las autoridades de Malí. Según un instructor militar francés, la cita debe acelerar los aspectos organizativos de la llegada de la misión militar (AFINSA) que estará compuesta por 3.300 efectivos y dirigida por Nigeria.