Público
Público

Francia inicia la semana clave para el devenir de la reforma de las pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francia inicia hoy una nueva semana de protestas que se anuncia clave para el futuro del texto recién aprobado en el Senado, que aceptó elevar la edad mínima de jubilación de los 60 a los 62 años,

Mientras que el Gobierno espera que la reforma completa se adopte definitivamente el próximo viernes o el sábado por la mañana, los sindicatos cuentan con intensificar la protesta y forzar al Ejecutivo a dar marcha atrás.

Para ello han convocado una huelga general para el próximo martes y varios sectores, como el transporte ferroviario o el energético, han otorgado carácter indefinido al paro.

Será la séptima huelga del año, a la que seguirá una jornada de movilización cuatro días después, el sábado, en la que intentarán ampliar los cerca de tres millones de personas (899.000 manifestantes, según el Ministerio del Interior), que reunieron el pasado 2 de octubre en las calles de Francia, también en sábado.

Las agrupaciones sindicales confían en aumentar así la tensión contra el Gobierno para que recule, como ya sucedió con las históricas manifestaciones de diciembre de 1995 y de mayo de 2003, cuando lograron paralizar reformas que iban en el mismo sentido.

El Ejecutivo, por su parte, se muestra firme y, tras aceptar esta semana ciertas modificaciones menores en el texto que todavía debe aprobar en su conjunto el Senado, el jefe del Estado, Nicolás Sarkozy, subrayó que el incremento de la edad mínima de jubilación de los 60 a los 62 años es "esencial" para alcanzar el equilibro en el régimen de pensiones vigente en Francia.

Los senadores debatirán hoy otro de los puntos claves de la reforma, que pasa por elevar la edad normal de jubilación de los 65 a los 67 años para recibir la pensión completa. Después está previsto que los últimos artículos de la iniciativa gubernamental se cierren en la cámara alta el próximo viernes o el sábado por la mañana, antes de las manifestaciones convocadas ese mismo día.

Entre tanto, los sindicatos deberán decidir si amplían la huelga del martes y bajo qué fórmula.

En algunos de los sectores en los que se ha convocado un paro indefinido, como en la empresa pública de transporte ferroviario, SNCF, se estudia la posibilidad de continuar convocando huelgas en un formato reducido a 59 minutos.

Algunos de sus líderes, como el responsable del sindicato CGT de esa compañía, Didier Le Reste, apuntan que no portarán el estandarte del endurecimiento de la propuesta si no se suman otros sectores a la iniciativa, como explica el diario "Le Journal du Dimanche".

La otra incógnita a despejar, y que desvela al Elíseo, será la capacidad de movilización de los sindicatos entre el colectivo de estudiantes, que no se ha involucrado masivamente en una protesta con mayor calado entre aquellos ya inmersos en la vida laboral.

En ese sentido, el consejero de Sarkozy en Asuntos Sociales, Raymond Soubie, aseguró que en la emisora "RTL" que es "totalmente irresponsable que los adultos con responsabilidades en ciertas organizaciones inviten a los estudiantes a salir a la calle por el asunto de las pensiones", la reforma estrella del Gobierno de Sarkozy.