Público
Público

El fraude fiscal obliga a Zumwinkel a dejar la presidencia Deutsche Post

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El fraude fiscal obligó al presidente de los servicios postales alemanes Deutsche Post Klaus Zumwinkel a dimitir antes de que concluyera su mandato a finales de este año, tras casi dos décadas al frente de la empresa.

La fiscalía de Bochum (oeste del país) sospecha que Zumwinkel evadió al fisco un millón de euros que presuntamente depositó en diversas fundaciones en el paraíso fiscal de Lichtenstein en los últimos años.

Zumwinkel, de 64 años, estuvo desde 1990 al frente de Deutsche Post y presidía asimismo el consejo de vigilancia de la compañía de telecomunicaciones Deutsche Telekom, cargo al que también renunció la semana pasada.

Además, el ejecutivo alemán era presidente del gremio supervisor de la filial bancaria de Deutsche Post, Postbank, y consejero de la aerolínea Lufthansa, la cadena de grandes almacenes Arcandor y la entidad estadounidense Morgan Stanley.

El directivo presentó el pasado viernes su dimisión, que fue aceptada inmediatamente por el Gobierno federal y el consejo de vigilancia de Deutsche Postbank, después de que la policía registrara por sorpresa su casa y su despacho y la fiscalía lo acusara de fraude.

Horas después de presentar su renuncia, el ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbrück, reveló que Zumwinkel había confesado haber defraudado grandes cantidades de dinero al fisco alemán.

El contrato del que ya es ex presidente de Deutsche Post tenía validez hasta noviembre de este año.

El caso del ejecutivo alemán, el más grave escándalo empresarial de los últimos años y en el que se encuentran presuntamente involucrados centenares de ejecutivos y millonarios, ha sorprendido a la clase política germana que exigió castigos ejemplares y que no haya perdón alguno para los implicados.

Con unos ingresos anuales de cerca de 3 millones de euros, Zumwinkel llevó a cabo el proceso de privatización de los servicios postales alemanes, que cotizan en bolsa desde 2000.

Actualmente, Deutsche Post cuenta con medio millón de empleados en todo el mundo y es una empresa lucrativa, que registró un beneficio neto en los nueve primeros meses de 2007 de 1.134 millones de euros (1.662 millones de dólares)

Asimismo, Deutsche Post quiere desprenderse de su filial bancaria Postbank, por la que han mostrado su interés entidades como Commerzbank o Deutsche Bank.

Otro acontecimiento importante durante el mandato de Zumwinkel fue la introducción de un salario mínimo en el sector de servicios postales, según lo aprobó el Parlamento alemán en diciembre.

Zumwinkel, que nació en 1943 en Rheinberg (oeste de Alemania), estudió Empresariales en Alemania y EEUU.

Comenzó su carrera en 1974 como asesor de compañías en la consultoría McKinsey & Co. para la que trabajó en las oficinas de Düsseldorf (oeste) y Nueva York.

En 1979 fue nombrado miembro del comité de dirección de McKinsey & Co en Alemania y en 1984 fue ascendido a asociado sénior y miembro de la junta directiva a nivel mundial.

En 1985 fue nombrado presidente del comité de dirección de la cadena alemana de grandes almacenes Quelle, cargo que ejerció hasta 1990, cuando inició su mandato en Deutsche Post.

En 2000, Zumwinkel fue galardonado con un Bambi, premio mediático que anualmente concede la editorial alemana Burda.