Publicado: 20.12.2009 14:09 |Actualizado: 20.12.2009 14:09

El frío siberiano pone en alerta a casi toda España

El temporal de nieve y las bajas temperaturas mantienen cerrados al tráfico doce puertos de montaña. La mayoría de las provincias están en situación de alerta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi toda España estará pendiente del termómetro durante la jornada de hoy, ya que la mayor parte del país se mantiene en alerta por bajas temperaturas, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Las zonas más afectadas por el frío serán Asturias, Cantabria, sur de Navarra y norte de Castilla y León.

El frío, de hasta veinte grados bajo cero, ha puesto en alerta roja (riesgo extremo) a siete provincias del País Vasco, Castilla y León, Cantabria y Asturias, unas temperauras mínimas que han activado la alerta naranja y/o amarilla en otras 41 provincias.

El máximo nivel de riesgo afectará hoy a la meseta y cordillera cantábrica de León, donde el mercurio marcará los 20 grados bajo cero; áreas de Palencia y Burgos (-17 grados); Cuenca del Nervión y Llanada alavesa (-15), y Picos de Europa, zona central y suroccidntal de Asturias (-16).

El temporal de nieve y las bajas temperauras mantienen cerrados al tráfico doce puertos de montaña, todos ellos de la red secundaria, y es preciso el uso de cadenas en otros dieciséis pasos de Asturias, Burgos, Cantabria, La Rioja y León.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), los puertos cerrados son La Tarna y Collada de Arnicio en Asturias y Estacas de Trueba, Lunada y La Sía en ambas vertientes, tanto en Burgos como en Cantabia.

En la propia Cantabria hay otros dos puertos cerrados: Palombera y la Matanela, todos ellos en la red secundaria. Por último, en la Rioja también hay dos puertos cerrados al tráfico por la nieve, el puerto de la Pradilla en Valgañón, y el Puerto de Montenegro en Viniegra de Arriba.

Hay que circular con precaución por la nieve en otras tres carreteras de la red principal, la A-2 en Villagrasa (Lleida); la N-629 en Medina de Pomar (Burgos) y la N-232, en la localidad burgalesa de Soncillo.

La acumulación de nieve caída esta semana también provoca pequeñas incidencias en una veintena de carreteras secundarias de las provincias de Burgos, León, Albacete y el interior de Alicane.

También el hielo que se ha formado durante la pasada madrugada con temperaturas bajo cero en todo el interior de la Península obliga a extremar la precaución en la A-62 en Tordesillas (Valladolid) y en otra veintena de vías de la red secundaria de Zaragoza, León, Lugo y La Rioja.

Protección Civil recomienda extremar las precauciones ante los riesgos derivados de la nieve, así como adoptar las oportunas medidas de autoprotección que favorecen la seguridad y la de los demás, a la vez que aconseja mantenerse informado y seguir las recomendaciones.

En la misma línea, considera que si es imprescindible viajar por carretera, hay que ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, además de informarse de la situación meteorológica, del estado de las carreteras, revisar el vehículo, atender a las recomendaciones de Tráfico, tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar las cadenas.

Si es imprescindible viajar se aconseja tener cuidado con las placas de hielo

Igualmente, se recomienda llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio. De hecho, resalta que si se está atrapado en la nieve aconseja permanecer en el coche con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, al tiempo que hay que vigilar que el tubo de escape no esté obstruido, para evitar que los gases no entren en el interior del coche.

En caso de quedarse aislado y de necesitar ayuda, afirma que no hay que intentar resolver la situación por uno mismo, tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.

En el caso de tener que realizar un viaje en condiciones adversas para la circulación, como las que suelen producirse en época invernal, indica que es recomendable tener en cuenta las condiciones meteorológicas y de la situación de la ruta elegida, además de disponer de cadenas o de dispositivos antideslizamiento, especialmente para viajes a zonas montañosas.

También, pide que se atienda en todo momento a las instrucciones de los agentes de vigilancia de las carreteras, así como de la información de los paneles de mensajes de la carretera, mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente.