Público
Público

Las FSE dan por desarticulado el comando legal más activo de ETA con la operación de Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las fuerzas de seguridad dan por desarticulado al "comando Elurra" de ETA -el formado por 'legales' (no fichados) más activo de los últimos dos años- con la operación desarrollada ayer en Francia con cuatro detenidos, entre ellos los dos únicos miembros de este grupo que se encontraban en libertad.

Los detenidos en la operación conjunta de la Policía francesa y la Guardia Civil son, según ha confirmado el Ministerio del Interior: Mikel San Sebastián y Joseba Iturbide, quienes formaban parte presuntamente del "comando Elurra", que atentó contra la T-4 de Barajas, además de José Antonio Martínez Mur, un histórico de la banda, y su pareja, Asunción Bengoechea Arano.

Los expertos en la lucha antiterrorista consideran desmantelado el comando tras el arresto de San Sebastián e Iturbide en San Juan de Luz (Francia), y una vez que fueron detenidos en enero en Mondragón (Guipúzcoa) los otros dos miembros que lo conformaban, Igor Portu y Mattin Sarasola.

La operación se ha desarrollado tras varias semanas de vigilancia policial sobre la vivienda que ocupaba Martínez Mur, al que los investigadores policiales relacionan con la financiación de ETA.

Los investigadores de la Guardia Civil consideran que la operación, además de desmantelar al comando y lo que pueda significar en el suministro financiero de ETA, neutraliza una parte del aparato de acogida en Francia de miembros de ETA huidos desde España y evita que San Sebastián e Iturbide puedan reintegrarse a corto plazo a la actividad terrorista de la banda.

Pero además supone la detención de un histórico de la banda, ya que la relación de Martínez Mur, de 58 años, con la banda terrorista data de finales de los años 70, aunque se le vincula con su financiación a principios de los 80, cuando se le implica en secuestros ocurridos en aquellas fechas.

Una década después, en la de los 90, se refugió en México, desde donde pudo seguir vinculado con aspectos de la financiación de la ETA, ya que los investigadores creen que realizó frecuentes viajes al sur de Francia para contactar con la banda y, supuestamente, para constituir empresas e inversiones en su beneficio.

En abril de 2004 renovó su pasaporte en el consulado de Bayona y se trasladó a San Juan de Luz, donde se han producido las detenciones. Actualmente no tenía en vigor ninguna requisitoria judicial.

A Joseba Iturbide, de 30 años, se le vincula con el atentado contra la T-4, con la explosión de sendos vehículos bomba en las discotecas "La Nuba", en la localidad de Urdax, y "Bordatxo" en Santesteban, ambas de Navarra, y con la de una furgoneta-bomba en la provincia de Castellón en agosto pasado.

También realizó presuntamente informaciones y preparativos para la colocación de un vehículo bomba en la zona de AZCA en Madrid.

En la actualidad existía contra él una orden europea de busca, captura e ingreso en prisión, emitida por el Juzgado Central de Instrucción número seis de la Audiencia Nacional por pertenencia a banda armada o terrorista y por su implicación en las acciones citadas.