Publicado: 28.12.2015 09:35 |Actualizado: 28.12.2015 17:46

Más de un centenar de incendios todavía activos en el norte de España 

Hay 30 incendios activos en Asturias, de los cuales 19 están controlados. En Cantabria son 80 los que siguen activos. A pesar de que las fuertes rachas de viento complican las tareas de extinción, tanto el incendio en el municipio de Arantza, en Navarra, como el de Berango, en Bizkaia ya están controlados.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
Uno de los incendios forestales en los montes de Cantabria. EFE/Pedro Puente Hoyos

Uno de los incendios forestales en los montes de Cantabria, próximos a la sierra de Ibio. EFE/Pedro Puente Hoyos

SANTANDER.- Cantabria, con cerca de 80 incendios forestales declarados, ha activado esta madrugada el nivel 2 del INFOCANT, el plan de protección, lo que implica una situación de alerta máxima y la movilización de más medios externos para hacer frente a las llamas.

Además, en esta jornada la región está en aviso naranja por viento, según ha informado el Gobierno cántabro en una nota de prensa. La situación más complicada se encuentra en la zona de Cabúerniga-Los Tojos, con más de 15 focos activos, y especialmente en el entorno de la localidad de Bárcena Mayor.

Allí, junto con las cuadrillas y la guardería de la Dirección General del Medio Rural y efectivos del 112, están ya desplegados 89 militares de la Unión Militar de Emergencias (UME), que llegaron a las 2.00 de la mañana con 12 autobombas, dos camiones nodriza, vehículos auxiliares y equipos de telecomunicaciones.



El Gobierno regional tiene estudiadas todas las posibilidades por si fuera necesario evacuar el pueblo. El Puesto de Mando Avanzado para esta zona se encuentra ubicado en Ruente.

Del mismo modo, y a petición de la comunidad autónoma, otro destacamento de la UME de similares características se incorporará a media mañana al Valle del Besaya, donde hay registrados en estos momentos cerca de una decena de incendios entre Los Corrales de Buelna y Cañeda.

Otras zonas afectadas son el Alto Asón (Arredondo, Ramales de la Victoria y Rasines), con una docena de focos activos, y Liébana, con cuatro focos y donde los efectivos forestales del Gobierno y bomberos del Parque de Tama han trabajado intensamente para controlar el incendio declarado en las proximidades del núcleo de San Andrés (Cabezón de Liébana).

El Ejecutivo destaca que, dada la gravedad de la situación, se encuentran movilizados todos los servicios de emergencias y protección civil de la comunidad autónoma.

Así, colaboran también en las labores de extinción el Parque de Valdáliga, la Asociación de Voluntarios de Suances, Bomberos de Torrelavega, Voluntarios de Protección Civil de Torrelavega y también de Cabezón de la Sal, entre otros.

El combustible para estos incendios lo aportan los bosques, secos después de meses sin lluvias, pero la chispa, en el 99% de los casos, ha sido cosa de "delincuentes", según el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, que atribuye la autoría de estos fuegos a "pirómanos" y a "gente equivocada que cree que así se regenera el monte". Contra todos ellos ha clamado hoy Revilla en un encuentro con periodistas en el centro del Parque Natural Saja-Besaya, una de las 'joyas' forestales de Cantabria que registra uno de los más importantes incendios de la comunidad.

Desde aquí, y con una visión de conjunto, el jefe del Ejecutivo regional ha hecho una radiografía de la situación 'excepcional' de incendios forestales que vive Cantabria este año, con una prolongada sequía, altas temperaturas y viento sur, que ha hecho que el fuego haya consumido ya más de 2.000 hectáreas de terreno.

"O sea, se combinan el delincuente, con una situación propicia", resume Revilla, que, aunque reconoce que "siempre" ha habido incendios forestales en Cantabria, las circunstancias actuales "no se habían visto nunca".

En las últimas horas, el fuego ha puesto en peligro en Cantabria, además del patrimonio natural, el cultural y ha amenazado a uno de sus pueblos mejor conservados, Bárcena Mayor, cuyas casas de piedra, en las que se concentra la esencia ganadera de esta región, vieron anoche muy cerca las llamas.

Hasta bien entrada la noche se pensó incluso en desalojar el pueblo, cercado por el fuego que se descolgaba por algunas de las escolleras cercanas a los tejados de las casas, situadas en las zonas más elevadas.

Sin embargo, la actuación de los bomberos de la región y de las cuadrillas de montes del Gobierno de Cantabria permitió ya de madrugada a los vecinos "respirar y relajarse", aunque el peligro todavía no ha pasado del todo, reconoce su alcaldesa, Belén Ceballos.

Esta mañana, la carretera que une este pueblo con Ruente, donde está situado el centro de mando avanzado, era un ir y venir de efectivos y vehículos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se han incorporado esta madrugada a la lucha contra incendios que todavía afectan a los montes que rodean Bárcena Mayor y que está dejando a su paso un paisaje arrasado.

La fotografía cuando ha salido el sol era de unos montes en los que ya no se veía el fuego, pero que todavía permanecían ocultos por el humo que se elevaba entre los árboles, desde la tierra arrasada por el fuego.

En el pueblo, sin embargo, todo parecía en calma, con todos los bares abiertos y las calles casi desiertas. El silencio solo lo rompían los ladridos de los perros y las conversaciones que salían de esos bares, donde los vecinos se habían reunido para charlar sobre los sucesos de la noche.

Revisar la ley autonómica de montes

El CEOE-Cepyme de Cantabria ha advertido de las consecuencias que conllevan los alrededor de 80 incendios que se mantienen en la comunidad autónoma y ha demandado que "se declare situación de emergencia nacional, en caso de ser necesario", y que se revise la ley autonómica de Montes para proteger estas zonas.

CEOE-Cepyme hace estas manifestaciones en un comunicado de prensa, "en nombre de las empresas de la región" y "como agente socioeconómico que ostenta la condición oficial de mayor representatividad".

Esta organización patronal expresa su "desolación" por los incendios en los que "desaparece buena parte del patrimonio natural" de la comunidad autónoma, y advierte de "las consecuencias que esto conlleva".

CEOE-Cepyme de Cantabria traslada su agradecimiento a todos los efectivos "que llevan ya muchos días luchando contra el fuego" y a los voluntarios que les están prestando su apoyo. Sin embargo, pide a las autoridades que "no escatimen esfuerzos", agradece la presencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y demanda que "se declare situación de emergencia nacional, en caso de ser necesario".

"No podemos mantenernos inactivos mientras se destruyen nuestros montes, nuestra riqueza paisajística y el medio de vida de muchas familias de la región. Y, en ningún caso debemos permitir que el fuego alcance zonas urbanas, ni que se vivan momentos como los acontecidos ayer en Bárcena Mayor, cuando el fuego llegó hasta las inmediaciones del núcleo urbano", señala CEOE-Cepyme en su comunicado.

Esta organización deja clara su voluntad de que "se persigan estos delitos", porque "quien comete atrocidades como éstas no debe quedar impune". Así, exige que, "una vez solventado el problema", se abran las investigaciones necesarias, y se identifique y juzgue a los autores. También solicita que se estudie y revise la Ley de Montes con el fin de realizar las modificaciones oportunas, "si proceden, para proteger todo lo posible los montes de Cantabria".

"Así lo trasladaremos al Gobierno tan pronto como pase la situación de emergencia y se reúna la mesa sectorial en la que participamos junto al Gobierno regional y los sindicatos, coordinada por la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación", ha subrayado CEOE-Cepyme.

30 incendios activos en Asturias, 19 controlados

El Principado de Asturias registra a las 14.30 horas de este lunes 28 de diciembre 30 incendios activos, de los cuales 19 ya están controlados. Los bomberos han conseguido extinguir 14 focos y 19 están siendo revisados.

En las tareas de extinción y vigilancia están trabajando unos 200 efectivos de Bomberos del SEPA, empresas forestales y Agentes del Medio Natural, además de los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Los incendios que permanecen activos son los de Langreo (Pampiera y El Acebal); en Sobrescobio (Villamorey y Soto de Agues); en Lena (Peridiello); en Laviana (Ferrera y Merujal); en Ribera de Arriba (Vixiel); En Caso (Tanes/Ablaneo); en Aller (Villar, Murias y Boo); En Siero (Tablao, Cabelleros y Molledo); En Ribera de Arriba (Palomar y Soto de Ribera); En Nava (Fresnadiello); En Parres (La Roza) y en LLanes (Caldueñín y Porrúa).

En Cangas de Onís (Mestas de Con); en Piloña (Coya); en Amieva (Pen); en Ponga (Sellañu y Beleño); en Ribadesella (Santianes); en Quirós (Alto la Cobeertoria y Las Llanas); en Proaza (Caranga); en Grado (Bárzana); en Salas (Espina y La Turbera de la Molina).

Por su parte, los focos que están siendo controlados son: langreo (Cuturrasu); en Sobrescobio (Campiello); En Caso (Encrucijada dirección Caleao); En Langreo (La Llana); En Grandas de Salime (Villarpedre); en Llanes (Nueva); En Cangas de Onís (La Riera, Corao, Olla de San Vicente, Tornín; Narciandi, Gamonedo y Labra); en Piloña (Espinaréu y Valle); En Cabrales (Sotres); en Ribadesella (Sardedo); en Tineo (Mirallo de Arriba); y en Peñamellera Baja (Buelles).


Uno de los incendios forestales que está afectando al Principado de Asturias este lunes está causando una importante alarma en los vecinos de la urbanización de La Fresneda, en Siero.

Fuentes vecinales consultadas por Europa Press han mostrado su preocupación por la velocidad de las rachas del viento, y el humo que está llegando a las casas. Las condiciones meteorológicas no están ayudando a lo largo de un día en el que, por fin, comienzan a caer las primeras gotas de agua en el centro de la región. La previsión es que llueve.

Desde La Fresneda, los vecinos vieron el incendio llegar por la zona de La Belga. La última información facilitada por el Servicio de Emergencias de Asturias (SEPA) hablaba de 30 incendios activos, de los cuales 19 ya están controlados. Por lo que se refiere al concejo de Siero, se referían a los incendios de Tablao, Caballeros y Molledo.

En Bizkaia el viento dificulta las tareas de extinción

El incendio declarado en la noche de este domingo en Berango se encuentra controlado y las labores de extinción avanzan "a buen ritmo" tras la incorporación de dos hidroaviones que están logrando llegar a las zonas de difícil acceso para los medios terrestres. Se estima que el fuego ha afectado a unas 120 hectáreas de terreno.

Según ha informado la Diputación de Bizkaia, los dos aparatos que se han incorporado al dispositivo que conforman bomberos, personal de Basalan y agentes forestales del servicio de montes, pertenecen al Ministerio de Medio Ambiente y proceden de la Comunidad Foral de Navarra y Cantabria.

El jefe del servicio de montes de la Diputación Foral de Bizkaia, Carlos Uriagereka, ha destacado desde el terreno que las condiciones son "duras", pero se ha felicitado porque no haya habido incidencias personales ni se haya tenido que evacuar a vecinos de la zona.

Bomberos de Diputación, junto a personal de Basalan y agentes forestales del Servicio de Montes, llevan toda la noche y la mañana trabajando en la zona. El dispositivo puesto en marcha ha contado, además, con la colaboración de la Dirección de Emergencias del Gobierno vasco y este lunes se han sumado medios aéreos a las tareas de extinción.

Estabilizado el incendio de Arantza, pero el de Igantzi ha rebrotado

Los bomberos han estabilizado el incendio de Arantza (Navarra), donde un dispositivo de unos 60 efectivos continúa trabajando para controlarlo y refrescar el terreno con el fin de evitar que el fuerte viento provoque que pequeños restos incandescentes prendan en nuevas zonas.

Así lo ha señalado en una nota de prensa el Gobierno de Navarra, después de que esta madrugada se reavivara este incendio, que fue dado por controlado el pasado sábado tras afectar a unas 130 hectáreas, según cálculos provisionales. Las mismas fuentes explican que a primeras horas de esta tarde, el incendio de Arantza no tiene apenas llamas pero cuenta aún con mucha temperatura y varios puntos calientes.

A esta situación se le suma el fuerte viento, que podría transportar pavesas incandescentes a otras zonas y propagar de esta manera el fuego, señalan tras advertir de que no se prevé que la situación meteorológica mejore hasta esta medianoche.

Por otro lado, esta noche ha rebrotado el incendio de Igantzi, registrado el anterior fin de semana. No obstante, ya ha sido sofocado por los bomberos, quienes mantienen en la zona un retén para realizar labores de remate.

Dos personas han resultado intoxicadas por inhalación de monóxido de carbono (CO) tras acceder a su vivienda de Funes en la que se había producido un incendio. Un vecino de Funes informó al teléfono 112 de SOS Navarra de que salían llamas y humo de una ventana del número 4 de la calle Navarro Villoslada, una casa de planta baja y un piso cuyos inquilinos no se encontraban en ese momento en su interior, ha informado el Gobierno foral.

Han sido movilizadas unidades de los parques de bomberos de Tafalla y de Peralta, que han sofocado las llamas aunque el fuego ha causado daños importantes en la planta baja, afectando a la cocina, una habitación y las escaleras. La planta superior también ha resultado dañada a causa del humo y del calor.

Posteriormente, los inquilinos han accedido a la vivienda con el fin de recoger algunos enseres y ropa para llevárselos, ya que la vivienda ha quedado inhabitable, y han comenzado a sentir mareos y malestar. Han acudido al Centro de Salud de Peralta donde los médicos han apreciado síntomas leves de intoxicación por inhalación de CO y a las 2.49 horas han sido trasladadas en una ambulancia convencional al Complejo Hospitalario de Navarra.