Público
Público

Fuertes críticas a los Presupuestos antes de llegar al Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Jason Webb

La oposición lanzó el domingo un feroz ataque contra el borrador de los Presupuestos Generales para 2010 que plantean una subida de impuestos, en un aperitivo de lo que promete ser una dura tramitación parlamentaria.

"Como dice esa pancarta, Gobierno de ZP, pandilla de inútiles, estáis arruinando España y estáis arruinando el Estado", fue el veredicto del coordinador de Economía del Partido Popular, Cristóbal Montoro, en un mitin en Dos Hermanas, Sevilla, resumiendo las medidas del presupuesto, que incluye una subida de dos puntos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

El PSOE con 169 escaños en el Congreso carece de mayoría absoluta (176) y por lo tanto necesita el apoyo de grupos minoritarios para aprobar las cuentas, que pretenden una revisión a la baja del déficit del Estado hasta el 5,4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) desde el 5,7 previsto en junio.

El déficit de las administraciones públicas, que incluye ayuntamientos y corporaciones locales, también se reduce en la misma proporción hasta el 8,1 por ciento.

El déficit de este año se situará cerca del 10 por ciento, según algunos analistas.

Pero, mientras el PP pide que los impuestos no suban sino que bajen y los partidos de izquierdas dicen que el presupuesto obligará a los españoles con menos ingresos a hacer un esfuerzo fiscal demasiado grande, las esperanzas del Gobierno parecen puestas en los nacionalistas vascos.

el día del PNV - su presidente, Íñigo Urkullu, indicó que negociaría la aprobación de los presupuestos por un aumento de los beneficios fiscales para el País Vasco.

"Si hay que negociar, negociar. Si es posible el acuerdo, acordar, y por ultimo y siempre, ¡cumplir la palabra!", declaró Urkullu, cuya formación cuenta con seis escaños, uno menos de los que necesitaría el PSOE.

La ministra de Economía, Elena Salgado, ha dicho que está deseando escuchar las propuestas vascas, que han encolerizado a otras autonomías, pero que no será fácil cumplirlas.

Si el Gobierno no consigue que el Parlamento apruebe las cuentas que Salgado llevará al Congreso el martes, España se sumiría en una crisis política y pondría a prueba la confianza de los mercados de crédito lo que podría evitar que se cumpliese su promesa de devolver el déficit al 3 por ciento del PIB que estipula la normativa europea para 2012.

Zapatero participará personalmente en las negociaciones con otros partidos para tratar de obtener apoyos al borrador presupuestario, pero el deseo del Ejecutivo expresado en público de encontrar rápidamente el respaldo de los partidos de izquierdas parece haber sido en vano.

Cayo Lara, líder de Izquierda Unida (IU), dijo a los periodistas que la subida impositiva era "injusta y no solidaria". IU, con dos escaños en el Congreso, ha formado grupo con Esquerrra Republicana, que ayer ya advirtió que "el PSOE deberá esforzarse mucho si quiere obtener el apoyo a los presupuestos".

Varios comentaristas de izquierdas han pedido que se suba los impuestos a las rentas altas, incluyendo el impuesto de sociedades de inversión de capital variable, conocidas como SICAV, que permite a sus propietarios evitar pagar el impuesto a las rentas del capital.