Público
Público

Fumar durante el embarazo reduce el colesterol bueno del niño

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kate Kelland

Las mamás que fuman durante el embarazoestán provocando cambios en sus bebés por nacer que puedenllevarlos a tener menos cantidad del tipo de colesterol queprotege de la enfermedad cardíaca, informaron científicos.

En un estudio publicado en European Heart Journal,investigadores australianos hallaron que a los 8 años, losniños nacidos de mamás que habían fumado durante la gestacióntenían niveles menores de colesterol HDL, que los hijos demadres que no habían consumido cigarrillos.

La cifras eran, respectivamente, de alrededor de 1,3milimoles por litro (mmol/L) y 1,5 mmol/L.

El colesterol llamado lipoproteína de alta densidad (HDL)suele conocerse como "bueno" y se sabe que juega un rol claveen la protección contra la aterosclerosis, por la cual seacumulan materiales grasos en las paredes de las arterias,estrechándolas y finalmente bloqueándolas, lo que lleva aproblemas cardíacos e infartos.

"Nuestros resultados sugieren que el tabaquismo materno'imprime' una serie de características poco saludables en losniños mientras se están desarrollando en el útero, lo que bienpodría predisponerlos a futuros ataques cardíacos o accidentescerebrovasculares (ACV)", dijo David Celermajer, profesor decardiología de la University of Sydney.

"Esta impresión parece durar al menos ocho años yprobablemente mucho más", indicó el experto, quien agregó queel riesgo de enfermedad cardíaca en los hijos de fumadorespodría ser entre un 10 y un 15 por ciento mayor.

Ya se sabe que fumar durante y después del embarazo estávinculado con un amplio rango de problemas de salud en losniños, como los trastornos de conducta y los neurocognitivos,además de la muerte súbita infantil.

Con todo, la prevalencia de tabaquismo durante la gestaciónsigue siendo alta, cercana al 15 por ciento en muchos paísesoccidentales, señalaron los investigadores.

Y hasta ahora los científicos no tenían en claro cómo laexposición prenatal al cigarrillo afectaba los riesgoscardíacos futuros.

El equipo de Celermajer analizó datos de 405 niñossaludables de 8 años, nacidos entre 1997 y 1999 y que habíansido enrolados antes de nacer en un ensayo al azar controladoque estaba investigando el asma y las enfermedades alérgicas.

Los expertos recolectaron datos antes y después delnacimiento de los chicos, incluida información sobre loshábitos tabáquicos maternos antes y después del embarazo, laexposición al humo de segunda mano y datos sobre la altura, elpeso, la medida de cintura y la presión sanguínea.

El equipo empleó controles por ultrasonido para medir elgrosor de las paredes arteriales y, en 328 niños, tomaronsangre para medir los niveles de lipoproteína.

Aunque no hubo efecto sobre el grosor de las paredesarteriales de los niños, Celermajer y sus colegas hallaron quehabía efecto sobre los niveles de colesterol HDL.

El autor sugirió que los niveles menores de HDL a esa edadpodrían tener un impacto grave en la salud futura, dado que loschicos probablemente continuarían teniendo niveles bajos de esalipoproteína a medida que crecieran.

"Los niveles de colesterol suelen mantenerse de la niñez ala adultos, y los estudios demostraron que por cada 0,025mmol/L de aumento en los niveles de HDL, había entre un 2 y un3 por ciento de reducción en el riesgo de enfermedadcoronaria", señaló el experto en un comunicado.

"Si extrapolamos esto, podemos sugerir que la diferenciaentre los hijos de madres fumadoras frente a los de mamás nofumadoras sería de entre un 10 y un 15 por ciento más deriesgo", finalizó.