Público
Público

El fundador de Internet advierte contra el espionaje en la Red

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los usuarios de Internet corren cada vez un riesgo mayor de que los gobiernos y empresas rastreen los sitios que visitan para hacerse una idea de sus actividades, dijo el viernes el fundador de la World Wide Web.

Tim Berners-Lee, cuya propuesta de un sistema de gestión de la información en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) hace 20 años eventualmente desembocó en la World Wide Web, dijo que rastrear las visitas a webs podría construir un perfil increíblemente detallado de quién es esa persona y cuáles son sus hábitos.

"Creo que es importante evitar esa forma de espionaje", dijo en la celebración del aniversario en el CERN.

La tecnología que ahora se está desarrollando facilitará decidir quién puede ver el material que una persona sube a la Red, y bajo qué circunstancias. Por ejemplo, el usuario puede no querer que futuros empleadores vean un álbum de fotos de las vacaciones.

Berners-Lee, un ingeniero británico que ahora es profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts, dijo que la innovación en la World Wide Web estaba acelerándose.

"La Web no está acabada, sólo es la punta del iceberg", declaró Berners-Lee. "Estoy convencido de que nuevos cambios van a sacudir el mundo incluso más aún".

Uno de los grandes cambios que está llegando son los "datos vinculados", en los que el ordenador puede leer datos sueltos, y no sólo las páginas en los que aparecen.

Eso permitiría a los usuarios vincular datos legibles a otros similares y manipularlos, por ejemplo incluyéndolos en hojas de cálculo o crear gráficos. La suma del conocimiento humano crecería exponencialmente con lo que Berners- Lee denomina "web semántica".

En otros casos, los estudiantes podrían acceder a datos de institutos de investigación, o el sistema permitiría a los inversores procesar los datos contenidos en notas de prensa de las compañías.

USO MÚLTIPLE DE DATOS

La gente que incluye datos en redes sociales como Facebook, por ejemplo etiquetando a personas en fotos, también podrá usar esos datos en otras aplicaciones, como encargar una camiseta en otra web.

Berners-Lee dijo que el futuro de la Red estaba en los teléfonos móviles, que ya tienen más navegadores de los que tienen los ordenadores portátiles.

"En los países en desarrollo va a ser apasionante porque es el único modo de que muchas personas tengan acceso a Internet", indicó.

Cuando Berners-Lee escribió su propuesta en marzo de 1989, su jefe en el CERN, el mayor laboratorio de física de partículas del mundo, garabateó "vago pero apasionante", en el informe.

Un año más tarde, probó su idea justificándolo como un programa de prueba para un nuevo ordenador NeTX, cuyo software es la base del actual sistema operativo OS X Macintosh para ordenadores fabricados por Apple.

En dos meses en 1990, Berners-Lee escribió el código que permitió a los usuarios compartir el acceso a la información en Internet, acuñando el nombre World Wide Web.

El código estuvo disponible libremente en 1991 y fue rápidamente adoptado y desarrollado por otros entusiastas.

"Despegó porque muchas personas de todo el planeta se implicaron, eso fue lo más apasionante de ese periodo", declaró.