Público
Público

Gallardón a Valenciano: "¿Fue Felipe González un represor?"

Ante las acusaciones de la 'número dos' del PSOE contra la reforma de la ley del aborto que planea el Gobierno, el ministro de Justicia recuerda que fue un ministro socialista quien lideró la puesta en marcha de la Ley de despenal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón, ha asegurado que el PSOE tiene un problema con la Constitución por discrepar con la doctrina del Tribunal Constitucional (TC) respecto al aborto. 'Tiene un problema, pero no conmigo, sino con la Constitución española porque pretende hacer una interpretación de la Constitución distinta de aquel que tiene la responsabilidad y la exclusividad de hacerlo, que es el Tribunal Constitucional (TC)', ha dicho en el Congreso en respuesta a la número dos del PSOE, Elena Valenciano, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

En concreto, la socialista ha preguntado al ministro qué pensaba hacer con los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, además de qué va a decirles a las mujeres que tienen que abortar por graves malformaciones en el feto. Gallardón ha asegurado que el Gobierno no se plantea otra cosa que garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y hacerlo de acuerdo con la doctrina reiterada hasta en tres sentencias del TC, que insta a proteger la vida del concebido no nacido, así como prever en qué casos entra en conflicto con estos derechos de la mujer.

Por su parte, Elena Valenciano, ha alertado al responsable de Justicia de que aquellas mujeres que abortan sufren en muchísimas ocasiones. 'Es un momento difícil para cualquier mujer y lo que necesitan no son amenazas sino ayuda profesional y no es su imposición y condena social, sino apoyo, ayuda y comprensión, lo que necesitan las mujeres que tienen que abortar es seguridad', ha advertido la socialista. En respuesta a estas afirmaciones, el ministro ha reiterado que la novedad de esta reforma normativa en la que trabaja el actual Gobierno es que 'por primera vez' no habrá reproche penal para la mujer que aborte porque se la considera una víctima y no culpable.

Asimismo, ha preguntado a la socialista si está acusando de 'represión' al Ejecutivo socialista de Felipe González, cuyo ministro de Sanidad, Ernest Lluch, lideró la puesta en marcha de la Ley de despenalización del Aborto de 1985.

Es más, ha criticado al PSOE por haber roto de manera 'unilateral' el consenso alcanzado en la materia por el TC con la aprobación de la Ley del Aborto de 2010 y ha recordado que el Alto Tribunal ha dicho hasta en tres sentencias -de 1985, 1996 y 1999- que cuando existe un conflicto entre los derechos de la mujer, que están constitucionalmente reconocidos, y el del concebido y no nacido, 'no se puede eludir la responsabilidad y anular completamente uno de los derechos, sino que tiene que asumir su responsabilidad'.

Finalmente, y de acuerdo con un informe de la ONU, Valenciano ha subrayado que las leyes del aborto 'se escriben' para evitar los abortos clandestinos y la regulaciones restrictivas no hacen bajar el número de abortos sino disparar los abortos seguros.  'Ni aunque ustedes tuvieran los 350 escaños de la Cámara tendrían derecho a decirle a una mujer cuándo debe ser madre y cuándo no', ha sentenciado.