Publicado: 18.02.2014 10:57 |Actualizado: 18.02.2014 10:57

Gas Natural Fenosa mantiene el beneficio en 2013 por el negocio internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Gas Natural ha logrado en 2013 sortear las dificultades regulatorias en España con el fortalecimiento del negocio exterior y el momento dulce que vive su división de trading de gas con la que ha logrado compensar las cuentas aprovechando las divergencias entre los precios internacionales de esta materia prima. El grupo anunció el martes un beneficio neto de 1.445 millones de euros, un 0,3% más, con un Ebitda un 0,1% superior hasta 5.085 millones, por encima de lo previsto por los analistas.

Gas Natural dijo que el impacto en sus cuentas de las medidas regulatorias aprobadas en España el año pasado fue de 455 millones de euros y provocó un descenso del Ebitda en España de un 1,6%, que fue "compensado por un muy buen comportamiento de los negocios en el área internacional", explicó el consejero delegado de la sociedad, Rafael Villaseca. En 2014, la reforma minorará el Ebitda del grupo en 600 millones de euros respecto a 2012, aunque Gas Natural dijo que prevé compensar parcialmente esta merma con ahorros de costes, que alcanzarán 202 millones en 2014 y 300 millones a 2015.

Pero las nuevas normas podrían traer incluso más malas noticias a Gas Natural al obligarle a realizar provisiones. "En cuanto a la primera, por supuesto llevaremos a cabo los ajustes y test de deterioro que te obliga la normativa contable pero es bien cierto que conseguimos aun que nuestros ciclos combinados estén dando un servicio fundamental de back-up al sistema", declaró Villaseca.

Gas Natural lanzó a principios de noviembre su estrategia hasta 2015 con la que pretende incrementar el peso de su negocio de gas y de sus inversiones en Latinoamérica para alcanzar 1.900 millones de beneficio en 2017, tras una evolución plana hasta 2015.

El grupo logró compensar con sus negocios de gas, que pese a hacerlo por debajo de lo esperado crecieron a doble dígito en infraestructuras y comercialización, el mal momento de su filial Unión Fenosa Gas cuya aportación al Ebitda descendió un 52 por ciento por su planta de Damietta en Egipto, que lleva más de un año parada por la crisis del país. "Seguimos con el problema de la parada temporal. No hemos conseguido aun alcanzar un acuerdo satisfactorio con las autoridades egipcias respecto a cómo y cuándo resolver este problema. Estamos confiados de que cuando la actual situación política en Egipto se estabilice, cosa que esperemos que suceda más o menos pronto (...) podamos ya entrar en detalle de cual sería este acuerdo definitivo que sin ninguna duda contemplará un plan transitorio", explicó Villaseca.

El grupo cerró el ejercicio con un ratio deuda neta Ebitda de 2,9 veces, incluyendo los 485 millones de euros pendientes de cobro del déficit de tarifa, con un coste medio del 4,2% para sus 14.600 millones de euros de deuda neta.

"Estos resultados hay que valorarlos positivamente, teniendo en cuenta que se alcanzan en un entorno operativo y regulatorio complicado, al que se suma la evolución negativa del tipo de cambio", dijo Renta 4 en una nota a clientes. "Por líneas de negocio, fueron más débiles de lo esperado en el negocio de GNL, lo que no son buenas noticias, y mejores de lo esperado en el negocio de generación en España, probablemente como consecuencia de un mejor diciembre de lo esperado, que son mejores negocios", destacó Mirabaud en una nota a clientes.

Villaseca atribuyó el peor comportamiento del GNL, cuyos negocios fuera de Europa bajaron un 3%, a "circunstancias puntuales", como que alguno de los metaneros llegasen en 2014 en vez de en 2013.