Público
Público

El gasto en prestaciones por desempleo en 2012 fue un 10% superior a lo previsto

La factura de las prestaciones por desempleo creció un 5,6% con respecto a 2011 y se elevó 3.000 millones por encima de lo presupuestado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Estado se gastó en 2012 casi 3.000 millones más de los presupuestado en prestaciones por desempleo, lo que supone que la desviación fue del 10%. El Gobierno de Mariano Rajoy había previsto gastarse 28.805 millones de euros en dar cobertura a los parados, pero el gasto final fue de 31.678 millones. Esta cifra es incluso superior a las pretaciones de 2011, cuyo total alcanzó 29.995 millones. Es decir, en 2012 las prestaciones por desempleo crecieron un 5,61% con respecto a 2011.  Y eso que la cobertura del sistema se redujo 5,8 puntos porcentuales, hasta el 64,05%, frente al 69,85% que había a finales de 2011.

En diciembtre de 2012 las prestaciones por desempleo fueron de 2.645 millones de euros, un 2,4% más respecto al mismo mes de 2011, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En diciembre, los perceptores de las prestaciones llegaron a 2.957.378, un aumento del 1% interanual.

La desviación o error de cálculo es muy importante, sobre todo teniendo en cuenta que el pasado mes de julio el Gobierno de Rajoy aprobó un recorte en las cuantías de las prestaciones. Entonces el Ejecutivo redujo la prestación un 10% al pagar sólo el 50% de la base reguladora (el sueldo) a partir del sexto mes (antes estaba en el 60%). A partir de este recorte, el Gobierno calcula que en 2013 se gastará, y así lo refleja en los Presupuestos de este año, 26.993 millones de euros. 

El gasto medio mensual por persona (sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura) fue de 917,7 euros, 9,8 euros más que hace un año (el 1,1%). La cuantía media bruta percibida por beneficiario fue de 864,3 euros, 0,4 euros menos (un descenso del 0,1%).

El número de solicitudes en diciembre fue de 863.112, el 3,2% más que en el mismo mes del año anterior, y se tramitaron 831.075 altas, un aumento del 6%. El tiempo medio empleado para el reconocimiento de la prestación fue de dos días, uno más que en el mismo mes de 2012.

Los beneficiarios extranjeros, que representan el 11,3% del total, llegaron a 334.324, el 13,2% menos. Ese descenso fue superior en los procedentes de países no comunitarios (17,3 %) frente a los comunitarios (4,8 %).

Asimismo, estos perceptores son el 41,03 % del total de demandantes de empleo extranjeros. El gasto en prestaciones de los extranjeros, que supone el 9,2 % del total, disminuyó el 13,6 % hasta 242,3 millones de euros.