Público
Público

Germina el partido verde

La nueva formación liderada por López de Uralde se presentará en Madrid a finales de octubre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La nueva fuerza política que pretende llevar la agenda medioambiental a los escaños del Congreso ya está en marcha. Tras un mes de rumores y quinielas, los fundadores del proyecto, encabezado por el ex líder de Greenpeace Juantxo López de Uralde, se reunieron el pasado miércoles en Madrid para trazar una hoja de ruta hacia las elecciones generales de 2012.

La nueva formación todavía sin nombre, aunque se barajan opciones como Espacio Verde, Futuro Verde o Ecotopías se configurará como una plataforma de pequeños partidos y ONG, y acudirá a las urnas como organización ciudadana si no llega a plasmarse a tiempo en un nuevo partido. Tampoco descartan concurrir bajo unas siglas ya existentes.

Iniciativa per Catalunya Verds 'se sumará', según López de Uralde

La presentación en sociedad, según explica López de Uralde, tendrá lugar con una fiesta en Madrid 'a finales de octubre o principios de noviembre'. Antes, la plataforma recibirá oficialmente el apoyo del Partido Verde Europeo, con medio centenar de eurodiputados, en un acto en Bruselas a mediados de septiembre.

El ex director de Greenpeace sostiene que los nombres de los miembros de la plataforma se irán conociendo 'poco a poco' en las próximas semanas. Hasta la fecha, han salido a la palestra Florent Marcellesi, portavoz de la Coordinadora Verde que desde 2009 intenta agrupar a las taifas de la política ecologista española, y Alejandro Sánchez, responsable de la ONG SEO/Birdlife. Según López de Uralde, Iniciativa per Catalunya Verds, el único partido verde con un diputado en el Congreso, Joan Herrera, también 'se sumará'.

La agrupación se dotará de un think tank' como los que tienen PSOE y PP

Los organizadores de la plataforma recuerdan que los partidos verdes integrados aglutinaron unos 150.000 votos en las elecciones generales de 2008. Francisco Garrido, portavoz de Los Verdes-Andalucía, y Miquel Àngel Llauger, diputado verde en el Parlamento balear, ya han dado un paso al frente. También se esperan fugas de Izquierda Unida y la adhesión de otros líderes del movimiento ecologista.

Juan Carlos del Olmo, responsable en España de la mayor ONG ambiental del mundo, WWF, ni confirma ni desmiente su salto a la política. 'Crear una nueva formación verde era imprescindible, pero yo estoy muy cómodo en WWF. No tengo claro lo que haré en el futuro', explica. Otro histórico del ecologismo español, José Larios, ex director general de Educación Ambiental de la Junta de Andalucía, sí confirmó a este diario su presencia en el cogollo de la plataforma. La vicepresidenta de la Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU), Ana Echenique, también estará 'si la organización es participativa'.

En la reunión del miércoles, López de Uralde y sus compañeros de viaje decidieron crear una fundación paralela a la plataforma política, siguiendo el modelo de la FAES de José María Aznar y el PP o el ejemplo de la Fundación Ideas, el think tank progresista del PSOE. También definieron su ADN ideológico: 'Ecologistas, federalistas, republicanos, antinucleares, anticapitalistas, antitaurinos y pacifistas', según detalla López de Uralde.

El responsable de WWF en España no desmiente su salto a la política

Los presentes también acordaron las primeras líneas del que será su programa electoral, basado en 'la equidad social y la sostenibilidad ambiental'. La plataforma asumirá las propuestas que presentaron en marzo las principales ONG ecologistas para modificar el proyecto de Ley de Economía Sostenible: subir los impuestos sobre la gasolina, completar el apagón nuclear y detener la construcción de miles de kilómetros de autovías y líneas de alta velocidad ferroviaria incluidos en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte. La propuesta de ley, llevada al Congreso por ICV, también apostaba por las energías renovables y la reducción de emisiones de CO2.

ELENA HERRERA

La historia del fracaso de José María Mendiluce al frente de Los Verdes en las elecciones a la alcaldía de Madrid en 2003 no desentona con las dificultades para atraer al electorado que han tenido los partidos ecologistas en España desde que se integraran en el juego democrático en 1986.  Mendiluce fue eurodiputado independiente en el grupo socialista en las legislaturas de 1994 y 1999. Estuvo a punto de ser presidente de Greenpeace en 1999, pero su cargo político abortó esta posibilidad. En 2001, comenzó su militancia política en formaciones ecologistas y un año más tarde anunció que sería el candidato de Los Verdes a las municipales madrileñas. Sus propuestas, que pasaban por poner un alcalde de noche, crear un centro municipal para el encuentro interreligioso-laico o crear una oficina financiera en el ayuntamiento para garantizar “su eficiencia y transparencia”, no convencencieron a demasiados madrileños. Intentó movilizar a los “abstencionistas” y “dudosos”, pero sólo consiguió arañar 26.448 votos en la capital, el
1,55% del total.  Tras este fracaso, Mendiluce continuó ejerciendo de portavoz de Los Verdes y pidió el voto para el PSOE en los comicios de 2004. “Con las leyes electorales, es muy dificil hacer emerger a una fuerza política como Los Verdes si no vamos en alianza con otras formaciones”, afirmó en aquel momento. Esta postura supuso el desmarque de otros colectivos ecologistas como Red Verde, que expresó su apoyo a la candidatura de IU.