Público
Público

Gironell asegura que su última novela "es de aventuras, supervivencia y traiciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor y periodista Martí Gironell explica en una entrevista con Efe que su último título, "La venganza del bandolero", es una novela de "aventuras, supervivencia y traiciones", en la que invita al lector a ponerse en la piel de Boquica, un bandolero durante la Guerra de la Independencia.

Gironell, como ya hiciera en su exitosa "El puente de los judíos" (Columna), con más de 100.000 ejemplares vendidos, sitúa la acción en su Besalú natal, aunque advierte de que en esta ocasión la localidad gerundense nada tiene que ver con aquella de la Edad Media que allí retrataba.

El autor catalán, que con "La venganza del bandolero" obtuvo el mes pasado el premio Nèstor Luján de novela histórica, remarca que para elaborarlo parte de hechos históricos y documentados, pero los pasa por el tamiz de la creación literaria e imagina situaciones verosímiles que, sin embargo, nunca sucedieron.

Cuando se le pide que explique en pocas palabras quién fue Josep Pujol "Boquica", personaje nacido en Besalú en 1778, indica que se trata de "una persona que sale del pueblo, de una familia de arrieros, que en un momento de su vida no quiere ser esclavo de nadie, ni de los patriotas catalanes, ni de los franceses, aunque ha pasado a la Historia como un traidor y un sanguinario".

Martí Gironell subraya que no justifica sus matanzas durante los años en los que con su banda tomaba los caminos y las casas de tranquilos ciudadanos de las comarcas de la Garrotxa o el Empordà, pero "quiero plantearle al lector el dilema de qué haría él si se hubiera encontrado en su situación, padre de cinco hijos, partícipe de la doble moral que imperaba en la época y traicionado en primera instancia por los patriotas catalanes".

Si tuviera que ser más sintético -agrega- "diría que 'Boquica' fue alguien con una gran ascendencia sobre su gente, con una gallardía a lo Curro Jiménez y una complicidad con el bosque que también mantenía el personaje de Robin Hood".

Además, recuerda que, por los documentos que han llegado a nuestros días, "a pesar de todo lo que hizo, pudo seguir viviendo en Besalú sin ser mal visto e incluso contando con la complicidad de algunos de sus conciudadanos".

La publicación del libro coincide en Cataluña con el éxito de la superproducción "Serrallonga", que emitió la televisión catalana hace unos días en horario de máxima audiencia, y que evoca la figura del popular bandolero catalán del siglo XVII Joan Sala Ferrer.

Martí Gironell destaca que el hecho es una "pura casualidad" y rememora que inició su proyecto literario en septiembre de 2006, después de que el rector de la parroquia de su pueblo pronunciara el pregón de la fiesta mayor en el que aparecía Boquica, alguien de quien el escritor ya tenía referencias, puesto que en una de las paredes de Besalú, en los años ochenta, apareció una enigmática pintada con el texto: "Tremola Maholà, que en Boquica tornarà".

Empezó hace dos años a indagar sobre el personaje con historiadores locales y otros de la Universidad Autónoma de Barcelona y ya entonces se dio cuenta de que podía surgir una novela con sus vicisitudes.

Así que "nunca tuve en mente a Serrallonga, sino a este Boquica que corría por los bosques del entorno de Besalú y que sólo quería ser amo de su propio destino".

Del libro, que Planeta traducirá próximamente al castellano, también llama la atención la recreación de tradiciones, de antiguos juegos y de expresiones de la época (finales del siglo XVIII y principios del XIX).

Gironell, que tiene ya escritos setenta folios de una nueva novela ambientada en la época actual, sostiene que esta recuperación histórica "debe servir para que la gente joven que lea mi novela pueda conocer y entender toda una época".